Hoy elijo sentirme bien

¿Sabéis cuál es mi principal propósito para 2019? Ya lo habréis adivinado: sentirme bien. No es que no haya querido sentirme bien antes, evidentemente que lo he querido, pero nunca como ahora soy tan consciente de que puedo poner mucho de mi parte para que sentirme bien sea una realidad la mayor parte del día. No sé cómo será mañana o pasado, pero hoy elijo sentirme bien.

elijo sentirme bien

HOY ELIJO SENTIRME BIEN CON MI CUERPO

Le estoy inmensamente agradecida a mi cuerpo, este vehículo necesario para existir en esta dimensión.

Juntos hemos vivido enfermedades, accidentes, cirugías… El cuerpo es el primer escenario donde se manifiestan todos nuestros procesos internos.

Y el mío no ha sido una excepción.

Pero desde que empecé el camino del autoconocimiento, la práctica de ejercicios energéticos como chikung, yoga… y, por supuesto, Reiki, mi cuerpo empezó a despertar su propia capacidad curativa.

Hoy son raras las enfermedades para mí.

Por supuesto que lo cuido cada día. Con mis ejercicios en la mañana, con una buena alimentación y llevando la sonrisa interior a todos mis sistemas y órganos corporales.

Me siento mucho mejor ahora que hace diez años: más flexible, más fuerte, más preparada para afrontar los retos de la vida.

Y más consciente de la total responsabilidad que, al nacer, contraje con mi cuerpo.

HOY ELIJO SENTIRME BIEN CON MIS EMOCIONES

También estoy muy agradecida a mis emociones.

Son el termómetro que me indica en todo momento cómo me siento y cómo es mi vibración.

Hoy mi vibración está estupenda. Pero también hay días en que no me siento igual de bien.

Cuando eso sucede, procuro entender qué ha ocurrido para que me sienta así. Después veo si puedo hacer algo en ese momento para sentirme mejor.

No pretendo dar un paso de gigante, solo sentirme un poquito mejor. Para ello está bien cambiar el estado en el que me encuentro: si estoy en casa, salgo a dar un paseo o me propongo hacer algo diferente en la rutina diaria. Lo veíamos en el artículo de la semana pasada Movimiento y cambio.

Solo ese pequeño cambio me sitúa en otro lugar diferente al que me encontraba. Y mis sentimientos y vibración ya han mejorado.

Por supuesto que también tengo otras buenísimas herramientas para recuperar mi equilibrio y aumentar mi vibración. Ya te he hablado de ellas cuando me refería al cuerpo. Pues funcionan maravillosamente también en el ámbito emocional, como enseño en el Nivel II de Reiki.

HOY ELIJO SENTIRME BIEN CON MIS PENSAMIENTOS

Me considero una persona bastante positiva pero, de vez en cuando, se cuelan sigilosamente en el discurso mental algunos de esos modos de pensar que no me sientan nada bien.

Aquí si que es importante el autoconocimiento. Porque cuando conoces cuáles son los patrones poderosos que te mueven, comprendes mejor cómo enfocas la vida y cuáles son los límites mentales o creencias que hay detrás.

Reiki y Meditación son los dos pilares que me ayudan a mejorar mi enfoque, a abrir mis límites mentales y a cuestionar todas aquellas creencias que me impiden evolucionar.

Me ayudan también a conectar con mi potencial, libre de ataduras, y a planear los pasos necesarios para seguir avanzando.

Avanzar es posible cuando mis pensamientos me hacen sentir bien.

HOY ELIJO SENTIRME BIEN CON LA VIDA

Tengo a mi gata hecha un ovillo en mi regazo, ronroneando, mientras tecleo estas palabras.

He aprendido mucho de ella en estos años que llevamos juntas. Ha sido una de mis principales maestras. Ella me ha ayudado a trascender mi consciencia y a comunicar también con otras especies.

Los árboles y las plantas, las rocas y las montañas, los ríos y las olas del mar… también me han enseñado a conectar con la Naturaleza y con la inmensa fuerza de la Vida.

Adoro también relacionarme con las personas y compartir ideas y proyectos. Estoy convencida del inmenso potencial que hay en todos nosotros para crear la vida que queremos.

Y, por supuesto, me encantan los abrazos de corazón y las sonrisas cómplices en la mirada.

Todo ello me da gran alegría por estar viva.

Y poder compartirlo con vosotros.

Me encantará que participéis en el Blog con vuestras opiniones y abrazos virtuales, pero no por ello menos importantes.

Os abrazo, María

Ejercicio para decir adiós al Año Viejo

Un año más que se termina. Echamos la vista atrás y hacemos balance. ¿Qué tal nos ha ido en este año? Me imagino que habrá habido cosas “buenas” y “malas”, etiquetas que ponemos en función de si las experiencias nos han gustado o desagradado, nos han proporcionado estabilidad o, por el contrario, nos han vuelto del revés. Pero, como ya os he contado muchas veces, en toda experiencia hay siempre un aprendizaje. Y, este, es siempre necesario para avanzar en nuestro crecimiento personal. Vamos a explorar todo esto y al final os enseñaré un Ejercicio para decir adiós al Año Viejo. Continuar leyendo “Ejercicio para decir adiós al Año Viejo”

Cómo mejorar nuestras relaciones con el poder del ahora

Este artículo se podía haber llamado “El poder del ahora” a secas, pero creo que Eckhart Tolle se me adelantó, ja ja. Pero esta frase resume una sabiduría universal que no somos capaces de entender y mucho menos de aplicar a nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, a nuestras relaciones. En este artículo vamos a ver cómo mejorar nuestras relaciones aplicando el poder del momento presente. Continuar leyendo “Cómo mejorar nuestras relaciones con el poder del ahora”

Encontrar nuestro sitio

Como un náufrago en el mar, quiero encontrar mi sitio.

Solo encontrar mi sitio.*

Es curioso, pero cuando llega el cumpleaños, celebraciones aparte, muchas personas sienten una cierta inquietud. Un año más y muchas expectativas aún por cumplir, muchas incertidumbres que aclarar… Y un pasado a cuestas, lleno de decisiones de las que no siempre estamos satisfechos. Nos decimos: “si hubiera hecho esto en vez de tal cosa…”. Así andamos, un paso adelante, otro hacia atrás. A veces, totalmente a la deriva, como un náufrago en el mar. Sin encontrar nuestro sitio. Continuar leyendo “Encontrar nuestro sitio”

La contemplación

A veces nos toca subir empinadas cuestas en el camino del autoconocimiento. Subimos jadeantes, atentos a las irregularidades del terreno, eludiendo las piedras que ruedan hacia nosotros. Internamente sentimos una ira profunda ante una situación que no esperábamos. No comprendemos por qué tenemos que pasar forzosamente por ahí. Ninguna señal en el mapa nos había advertido. Nuestro corazón se cierra y ya no vemos nada más. Ya no recordamos de dónde venimos. Hemos olvidado a donde vamos. Ya no importa el camino, es que ni siquiera existe bajo nuestros pies… Afortunadamente, un árbol amigo nos aguarda un poco más arriba. Y bajo su sombra nos detenemos, fatigados. Ha llegado el momento de la contemplación. Continuar leyendo “La contemplación”

Destino y libertad

En mi camino de autoconocimiento me he topado varias veces con la palabra destino. Es otro de los términos que me ha tocado explorar a fondo. Porque, como la mayoría de los occidentales, no creía en el destino. Incluso, aunque fuera cierto, pensaba que podíamos cambiarlo con solo proponérnoslo. Sólo era necesaria la fuerza de voluntad. Y trabajar duro. Cuánto he tenido que aprender acerca del destino y la libertad. Continuar leyendo “Destino y libertad”

La duda noble: una puerta a la realización

A veces pienso que la duda es un obstáculo para la evolución humana incluso mayor que el deseo y el apego. Nuestra sociedad fomenta la inteligencia ingeniosa en lugar de la sabiduría y celebra los aspectos más superficiales, hostiles e inútiles de nuestra inteligencia. Nos hemos vuelto tan falsamente refinados y neuróticos que tomamos la propia duda por verdad y, así la duda, que no es más que un intento desesperado del ego para defenderse de la sabiduría, queda deificada como objetivo y fruto del verdadero conocimiento.

Continuar leyendo “La duda noble: una puerta a la realización”

Rescatando al Niño Interior

Rescatando al Niño Interior. En mi caso, a la Niña Interior. O, mejor dicho, a las niñas, a las diferentes niñas que he sido.

Fue durante una meditación. La vi venir hacia mí: era muy pequeña, 3 ó 4 años a lo sumo, pero ya sabía lo que era sentir honda vergüenza. Había tenido un percance en el colegio y había sido recluída en un rincón a donde sus otras compañeras se acercaban para burlarse de ella, con la inconsciencia de la infancia. La vi tan desvalida, tan perdida… En ese momento sentí una gran compasión y dulzura y le tendí la mano. Ella se apresuró a tomarla y se sentó en mi regazo, donde yo la conforté y asumí su pesada carga después de tantos años. La sentí por primera vez ligera y despreocupada. Por fin podía dedicarse a otras cosas, a jugar y a reír, en vez de seguir sufriendo en su oscuro rincón. Continuar leyendo “Rescatando al Niño Interior”

Madre Tierra, Padre Cielo

Barbara Ann Brennan, la conocida terapeuta energética norteamericana, decía que en sus inicios en el camino del autoconocimiento tuvo la suerte de vivir primero experiencias y luego refrendarlas a través del conocimiento intelectual. De esta manera se aseguraba de que la información que recibía a través de su voz interior, ya fuesen sensaciones, mensajes o imágenes, no estaba inducida por algo que hubiera leído o le hubieran contado previamente. Continuar leyendo “Madre Tierra, Padre Cielo”

Toc, toc

 

La vida puede dar muchas vueltas… hasta conseguir encontrarnos. Muchos de nosotros nos hallamos ahora en un momento de cambios vertiginosos, inmersos en una verdadera crisis que afecta a nuestros valores más profundos como seres humanos. Más allá de los logros personales o los intereses materiales, la búsqueda de nuestra verdadera identidad está en juego. Puede que aún no lo sepamos, pero alguien está empezando a llamar a nuestra puerta. Y esa llamada no proviene del exterior sino de nuestro propio interior. Descubramos quién está haciendo “toc, toc”. Continuar leyendo “Toc, toc”

El invierno: descenso a lo profundo

El solsticio de invierno se acerca. Aunque quedan unos cuantos días para su entrada oficial, ya podemos sentir la presencia de una nueva estación. Las horas de luz solar disminuyen un poco más cada día, el frío ha hecho que saquemos gorros y bufandas del armario, el viento arranca implacable las hojas de los árboles y hasta la nieve nos ha sorprendido cubriendo campos y ciudades con su blanco manto. La naturaleza se prepara para recogerse y entrar en un periodo de silencio e introspección. Continuar leyendo “El invierno: descenso a lo profundo”

Conciencia

Este fin de semana estuve en un curso muy interesante del doctor en Ciencias Naturales, escritor y conferenciante Daniel Lumera para la activación de un nuevo modelo de conciencia que respondiese de forma proactiva y no reactiva al delicado momento que vive la humanidad. Citando sus propias palabras: “Se está manifestando una expansión en la conciencia individual que desplazará la percepción y los confines que tenemos de nosotros mismos, incluyendo en ellos los demás, la naturaleza, el mundo y el universo, capaces de vivir “el exterior” como un espejo íntimo de nuestro ser, comprendiendo auténticamente que “tu bienestar corresponde a mi bienestar, tu felicidad a la mía, tu éxito a mi éxito” y también que “mi bienestar corresponde al bienestar colectivo y éste corresponde al mío. Continuar leyendo “Conciencia”

No por casualidad

La semana pasada hablábamos de la Inteligencia del Universo, esa conciencia superior que reside en todo lo que conocemos y que podemos observar en los procesos que tienen lugar en la Naturaleza. La distribución de las hojas de una planta alrededor del tallo, la disposición de las semillas en las flores, la proporción entre las distintas partes de nuestro cuerpo o el crecimiento de los brazos en espiral de las galaxias. Proporción áurea o número de oro, sucesión Fibonacci, patrones geométricos, fractales… Matemáticas en la Naturaleza. Continuar leyendo “No por casualidad”