Viva la Vida

Ya es primavera y, más allá de manidos eslóganes comerciales, lo cierto es que esta frase encierra un significado muy profundo.

viva la vidaEsta es la época en que la gran maquinaria de la vida sale de su letargo y se pone en marcha. El movimiento y el crecimiento caracterizan este tiempo, haciendo posible la transformación de la naturaleza y de todos los seres que la habitan.

En primavera soplan vientos de cambio, la vida se abre paso con su fuerza desbordante y es el momento de tomar las riendas, aprovechar las oportunidades que encontramos en el camino y planear nuevos rumbos.

Con este impulso vital nace Energía para el Equilibrio, un espacio para reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestra verdadera esencia, a través de la armonización e integración de los diferentes planos que conforman nuestro ser.

En Energía para el Equilibrio trabajamos con herramientas de la llamada medicina vibracional, actuando sobre el campo energético humano con el fin de reestablecer el equilibrio y permitir el flujo de la energía vital.

La propia persona se responsabiliza plenamente de este proceso desde el primer momento ya que, cuando nos damos cuenta de que cada uno de nosotros es el principal responsable de su bienestar hemos dado el primer y más importante paso hacia el equilibrio.

Esta capacidad de respuesta permanece latente en todos nosotros. A veces sólo es necesario dar un pequeño paso. El flujo vital, presente en cada una de nuestras células aguarda pacientemente para ponerse en marcha.

¡Formamos parte del impulso mágico de la vida!

Vaya como homenaje este “Viva la vida” de Cold Play. Espero que os transmita las mismas ganas de saltar, bailar, reír, cantar… y vivir, que a mí.

The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, investigadora en el camino del autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *