Limpieza de Primavera

 

Acabamos de dejar atrás el invierno, una estación en la que, como la naturaleza, nos hemos recogido en el silencio y buceado muy adentro de nosotros mismos, como apuntábamos en un artículo anterior (El invierno: descenso a lo profundo) y ya está aquí la primavera, la estación del movimiento y el cambio, de la transformación.

Salimos de la oscuridad y el viento primaveral nos sacude con fuerza, nos revuelve, nos pone del revés, para que todo aquello que hemos sondeado en nuestro interior salga a la luz, se ventile, se oree. Para que la lluvia lo lave a conciencia y el sol acabe de desprender las últimas manchas, el polvo y las telarañas. Continuar leyendo «Limpieza de Primavera»