Fluir con la vida

fluir con la vida

Hoy durante la meditación me llegó una imagen de la infancia: dos niñas volteando una cuerda que restalla rítmicamente sobre la acera. Yo estoy atenta a los giros de la cuerda, esperando el momento oportuno para introducirme. Tengo un poco de miedo, porque si no entras en el instante adecuado la cuerda puede golpearte en las piernas como un látigo; o puedes enredarte y patosamente caer al suelo, ante las risas de las compañeras. Continuar leyendo «Fluir con la vida»