Más allá del instinto de supervivencia

más allá del instinto de supervivencia

¿Es posible ir más allá del instinto de supervivencia y lograr un equilibrio entre la vida material y nuestro crecimiento personal? Sí, es posible, aunque difícil. En este artículo vamos a ver hasta qué punto la vida material nos atrapa y dificulta nuestros avances en el camino del autoconocimiento. También vamos a ver cómo podemos desbloquear esta situación con diversas propuestas a nivel físico, mental y energético.

LAS NECESIDADES CRECEN

Todos los seres vivos tienen instinto de supervivencia. Humanos, animales, incluso plantas. La Naturaleza ha creado este mecanismo para garantizar la vida. Nada hay más importante que asegurar la continuidad de la existencia.

Y ligadas a ese afán por la supervivencia están las necesidades básicas. En los albores de la humanidad se trataba de comida, agua, prendas de abrigo, un lugar donde protegerse…

A lo largo de las épocas y de los cambios sociales y culturales, las necesidades han ido creciendo y  muchas se han convertido en indispensables. La vida se ha vuelto muy compleja, la gran mayoría de las personas pasa muchas horas al día en sus trabajos a cambio de una remuneración para poder costear todo lo que necesitan.  Apenas queda tiempo para nada más.

La existencia parece estar solo al servicio de ganar dinero para poder pagar cuanto necesitamos. Y  a la mañana siguiente, vuelta a empezar. Así, día tras día.

La vida material nos tiene férreamente atrapados.

CUANDO LA VIDA NO TE SOSTIENE

Pero aún es peor cuando atravesamos periodos de incertidumbre en nuestra vida material.

Entonces,  el instinto de supervivencia se agudiza aún más.

Nuestros más atávicos temores hunden sus raíces en el instinto de supervivencia. De ahí surge nuestra incapacidad de soltar, nuestra tendencia a acumular, el miedo a la pérdida, el deseo de controlarlo todo, la incertidumbre ante el futuro…

Aunque no estemos aún en una situación crítica, la carencia se instala en nuestras vidas y el miedo en nuestros corazones.

Si la vida material es incierta estamos doblemente atrapados.

MÁS ALLÁ DEL INSTINTO DE SUPERVIVENCIA

Siento un enorme respeto por los monjes renunciantes  de la India, que solo viajan con lo puesto y una escudilla para donativos, bien sean alimentos o dinero. Cuando es dinero, solo quieren el importe justo para comer ese día. Están completamente seguros de que al día siguiente les llegará lo que necesitan, por tanto, no es necesario más.

Y, en verdad, siempre obtienen lo que precisan.

No hace falta irnos tan lejos para encontrar, también en nuestra sociedad, ejemplos de personas a los que parece que no afecten los embates de la vida material. Pueden quedarse sin trabajo y, sin embargo, les acaba llegando dinero de una manera u otra. Podemos decir que la vida siempre las sostiene.

Estas personas están más allá del instinto de supervivencia. Su atención y su energía están ahora en otras cosas.

¿Cómo es posible? Porque están en armonía con la Tierra y confían en su ilimitada abundancia.

¿QUÉ OCURRE A NIVEL ENERGÉTICO?

Liberarse de las ataduras de la vida material y, sin embargo, disfrutar de toda su abundancia ocurre cuando estamos bien afirmados en la existencia.

Esto solo es posible si, a nivel energético, tenemos abierto y funcionando armónicamente el primer centro de energía o Chakra Base.

El Chakra Base es el primero de los siete chakras mayores o centros de intercambio de energía que se encuentran situados a lo largo de la espina dorsal y la cabeza.

Llamado Muladhara en sánscrito, este chakra se encuentra situado en la base de la columna.

Si este centro está abierto y funciona correctamente:

  • Conectaremos con las energías de sostén, cuidado y nutrición de la Tierra.
  • Nos sentiremos seguros bajo nuestros pies.
  • Tendremos la fuerza necesaria para avanzar cada día y conseguir aquello que necesitamos.

Por el contrario, si el Chakra Base está cerrado o en disfunción:

  • La inseguridad presidirá nuestra vida.
  • Se acentuarán el miedo, la avaricia y el apego a todo lo material.
  • Nuestra existencia se limitará a satisfacer nuestras necesidades o deseos.

Por tanto, para ir más allá de una vida presidida por el instinto de supervivencia es fundamental que este centro energético esté abierto y armónico. Pero, ¿cómo lograrlo?

PROPUESTAS PARA MEJORAR NUESTRO CHAKRA BASE

Vamos a ver algunas propuestas que nos ayudarán a abrir este centro energético tan importante y a mejorar su funcionamiento.

Realizar ejercicios específicos

Realizar ejercicios que fortalezcan la parte baja del cuerpo (glúteos, cadera, muslos, piernas), como, por ejemplo, las sentadillas.

Otro ejercicio muy beneficioso consiste en mover la pelvis hacia delante y hacia atrás, con lo que se consigue desbloquear la base de la columna donde se acumula una gran cantidad de energía. Para ello, con las piernas abiertas al ancho de los hombros, semiflexionamos las rodillas, ponemos las manos en las caderas e impulsamos la pelvis hacia delante y hacia atrás.

Pasar más tiempo en la Naturaleza

Las personas que vivimos en entornos urbanos tenemos un gran déficit de Naturaleza. Siempre que podamos hemos de realizar escapadas a los entornos naturales: bosques, montañas, playas…

En estos lugares podemos buscar un sitio tranquilo donde sentarnos o tumbarnos, cerrar los ojos y meditar en la abundancia de la Madre Tierra. Al hacerlo, podremos contactar con su poderosa energía de sostén, cuidado y nutrición.

Pasear conscientemente

Dar paseos a menudo, mejor si es en la Naturaleza, poniendo consciencia en cada uno de nuestros pasos. Este ejercicio ayuda a «aterrizar» la mente y a tener mayor consciencia del momento presente.

Ir al baño

Observar con qué frecuencia vamos al baño. Si hay estreñimiento crónico puede estar relacionado con el miedo a la propia supervivencia, el apego a las cosas materiales y las dificultades para «soltar». Comprobar si, a medida que nos sentimos más seguros, este tema mejora.

Dejar de acumular

Mirar a nuestro alrededor y valorar todo lo que poseemos. ¿Tenemos tendencia a acumular, incluso cosas que no necesitamos? Hagamos limpieza y liberemos todo lo que no usamos. Ya sabéis que si no dejamos salir a lo viejo nada nuevo podrá entrar en nuestras vidas.

La cabeza menos en las nubes

A veces somos incapaces de aceptar lo que nos ocurre. Cuando rechazamos las situaciones que estamos viviendo, podemos refugiarnos en fantasías que no ayudan a enfrentar el problema. Urge la aceptación y la búsqueda de soluciones. Si estamos confusos, si no tenemos claridad, no dudemos en pedir ayuda.

Operar directamente en el campo energético

A través de métodos como el Auto-Reiki.

Reiki hace aumentar la frecuencia de vibración, haciendo que emerjan los bloqueos que impiden el correcto funcionamiento del Chakra Base para poder ser tratados hasta su total disolución.

Para ello, utilizaremos las posiciones Reiki en hueso sacro y parte alta de los muslos.

También podemos emplear las siguientes posiciones Reiki:

  • Rodillas, para una mayor flexibilidad frente a las situaciones que vivimos.
  • Tobillos, para retornar al equilibrio.
  • Pies, para arraigarnos profundamente en la Madre Tierra.
  • Pancreas y bazo, para mitigar la preocupación, para conectar con la dulzura de la vida.
  • Higado, para la rabia o la frustración, para incrementar la capacidad de decisión.
  • Corazón, para aliviar la ansiedad, para mejorar la aceptación, para abrirse al mundo.
  • Pulmones, para superar la melancolía, para mejorar el intercambio con el entorno (dar y recibir)
  • Riñones, para disolver el miedo, para fortalecer la voluntad.

El método trabaja de forma holística sobre el campo energético por lo que los beneficios pueden apreciarse en todos los niveles.

Descargar Curso de Auto-Reiki

Si ponemos en marcha estas propuestas para ir más allá del instinto de supervivencia, pronto notaremos una clara mejoría en la relación con el mundo material. Sentirse sostenidos es muy importante para continuar avanzando en nuestro crecimiento personal.

Os abrazo, María

Imagen de StockSnap en Pixabay

La mejor actitud frente al dinero

actitud frente al dinero

Habrás oído la frase: «El dinero es una energía». Y así es, en efecto. Es una energía más y, como todas las energías, es neutra. Pero está influida por nuestra actitud. Esto es lo que hace que unas personas valoren el dinero de forma negativa y otras de forma positiva. Vamos a profundizar en todo esto y ver cuál es la mejor actitud frente al dinero. Continuar leyendo «La mejor actitud frente al dinero»