Cómo actuar en tiempos de crisis

como actuar en tiempos de crisis

En varias ocasiones he hablado en este Blog de cuando la conmoción llega a nuestras vidas y cómo manejar estas situaciones de crisis. Pues bien, en estos momentos estamos viviendo una situación crítica de primer orden y a nivel mundial: el COVID-19. Y como ya nos han trasladado las autoridades sanitarias, los primeros responsables de parar esta pandemia somos la población. Únicamente con nuestra actitud. Veamos cómo actuar en tiempos de crisis.

SOMOS RESPONSABLES DE NUESTRA ACTITUD

Nuestra actitud importa, y mucho. Quizás, es la única baza segura en el juego de la vida. Porque de lo único que podemos responder, en estos momentos y siempre, es de nuestra actitud.

Es lo que se conoce como libre albedrío. Tener la opción de elegir nuestra actitud, nuestras decisiones, nuestras acciones.

Y la actitud más valiosa es siempre aquella en la que prevalece la acción consciente sobre la reacción inconsciente. Muy a menudo nos dejamos arrastrar por la inercia de nuestras reacciones, dictadas, a su vez, por patrones subconscientes de los que, a veces, no tenemos ni la menor idea. Más información de este tema la tenéis en este artículo: Subconsciente: 95% de lo que somos.

La acción consciente es la acción responsable que nace del conocimiento interior y está siempre alineada con él. Es lo que tenemos que hacer. Nuestra tarea, nuestra misión, nuestro deber.

Y nuestro deber, en estos momentos, es  tener muy claro cómo actuar en tiempos de crisis.

Para mí, urge dejar de lado consideraciones egoístas y cooperar para parar esta crisis cuanto antes.

CÓMO ACTUAR EN TIEMPOS DE CRISIS

Cuando los pilares de nuestras vidas se tambalean, cuando las crisis nos sacuden con fuerza, esta es la secuencia que podemos aplicar:

  1. aceptación de la situación,
  2. dejar de lado la mente reactiva; centrarnos en buscar soluciones
  3. no olvidar que detrás de cada experiencia que vivimos hay siempre un aprendizaje

ACEPTACIÓN DE LA SITUACIÓN

En cada crisis, la aceptación es el primer paso. Aceptar lo que nos está ocurriendo. Dejar de negarlo y de evitarlo.

En el caso que nos ocupa, la crisis del COVID-19, es fundamental aceptar la gravedad de la situación. Estamos ante una pandemia que está afectando a toda la población, pero con particular incidencia en los más vulnerables: personas con patologías previas y tercera edad.

Igualmente, tenemos que aceptar que aunque no se tengan síntomas podemos ser portadores y contagiar a otras personas con grave riesgo para su salud.

Esta situación nos afecta absolutamente a todos y no podemos mirar hacia otro lado.


ABANDONAR LA MENTE REACTIVA Y BUSCAR SOLUCIONES

Ahora no es momento de quejarse ni de reaccionar airadamente. Es el momento de buscar soluciones.

Tenemos que estar atentos y obedecer en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Mantengámonos firmes y unidos.

En el caso de permanecer confinados, cada uno de nosotros puede aportar algo, por pequeño que sea para hacer más llevadera esta situación. Desde compartir vídeos, libros, artículos, podcasts en internet hasta hacerle la compra al vecino necesitado.

DETRÁS DE CADA EXPERIENCIA HAY UN APRENDIZAJE

Las crisis nos ponen a prueba, sacan a flote nuestros miedos, nuestras dudas, nuestros apegos. Pero también sacan lo mejor de cada uno de nosotros. 
Este es el momento de mirar a los ojos a las fuerzas que nos desafían y obrar con plena conciencia.

Contamos con el potencial necesario para lograrlo. Inspirémonos en nuestras fortalezas y aprendamos de nuestras debilidades.

Tengamos confianza y esperanza. «Pide y se te dará» la ayuda que necesites en cada momento.

Esta crisis la vamos a parar entre todos.

Os abrazo, María

La iniciación en Reiki (II)

la iniciación en reiki

En esta segunda parte de La iniciación en Reiki voy a seguir contando todo lo que me ha aportado este método y, sobre todo, la ceremonia de iniciación.

COMPROMISO CON LA ENSEÑANZA

Antes, quiero aclarar que cuanto más camino en el sendero del autoconocimiento más me decido a explorar las milenarias enseñanzas tradicionales, mientras que contemplo con curiosidad todos esos métodos que nos trae la Nueva Era y que prometen la sanación en un abrir y cerrar de ojos.

Confieso que ser un «turista espiritual» no es lo mío. Cuando elijo un método o enseñanza, voy hasta el fondo, hasta la raíz. Así, ocurrió con Reiki.

¿LA INICIACIÓN ES NECESARIA?

En mi caso, ese férreo compromiso tuvo su premio en la iniciación del Segundo Nivel de Reiki, en la que se produjo la apertura necesaria para una radical transformación de mis estructuras emocionales y mentales. A partir de entonces, la vida ya no sería igual.

Muchas veces me había preguntado si la ceremonia de iniciación, que se realiza en cada nivel de Reiki, era necesaria.

Tras la experiencia vivida puedo asegurar que sí.

Este rito está encuadrado dentro de la transmisión de las enseñanzas, en la que el maestro es un intermediario entre la Fuente de Inteligencia Universal y el alumno. En esta intermediación el maestro no añade nada que no estuviera ya ahí. Su actuación se orienta a despertar en el alumno la capacidad de reconectar con esa sabiduría interna.

LOS BENEFICIOS DE PERSEVERAR EN REIKI

Sin embargo, realizar el curso y recibir la iniciación son solo el punto de partida. El maestro ha hecho su trabajo pero ahora le toca al alumno hacer el suyo. Es imprescindible perseverar en el método, pues es precisamente la práctica diaria la que posibilita fortalecer y ampliar esta conexión.

Cada persona lo vivirá de una forma diferente pero, en general, se producirá una transformación integral que irá profundizándose a medida que se aumente el estudio y la práctica :

  • Fortalecimiento del pensamiento positivo.
  • Eliminación de barreras mentales.
  • Confianza en la propia intuición.
  • Sentimiento de unidad con el mundo desde la propia individualidad.
  • Disposición de ayudar a los demás.
  • Capacidad de generar una realidad más armónica para uno mismo y para todo el planeta.

CONTINUAR EL CAMINO

Así ha sido en mi caso y en el de muchos alumnos. Por mi parte, sigo en el camino; sigo aprendiendo. No te voy a engañar, las pruebas de la vida no terminan aquí, pero lo que ha cambiado es la forma de ver el mundo y de interactuar con él. Todo lo que llega a mí es aceptado y vivido como un aprendizaje para avanzar en mi autoconocimiento y crecimiento personal y sé que en mi mano está encontrar las soluciones que necesito.

Como instructora de Reiki esto es lo que te ofrezco. No se trata de librarte por arte de magia de tus problemas sino de mostrarte un camino de responsabilidad por tu propia vida. Un camino que a veces será serpenteante y en el que no será posible tomar ningún atajo. Un camino hacia la integridad y la sinceridad para, finalmente, descubrirte a ti mismo.

Desde un profundo respeto por ti, por mí y por Reiki, te abrazo.

María

Lee la primera parte de este artículo: La iniciación en Reiki I

¿Culpables o responsables?

«De los males, el mayor es la culpa». F. Schiller

Hablábamos en el artículo anterior del pasado y de cómo era necesario pasar por el proceso de reconocerlo y aceptarlo en el caso de que nos esté impidiendo avanzar en nuestro crecimiento personal. Sin embargo, en este proceso muchas personas se pierden en un análisis interminable de las causas que, casi siempre, suele llevar a la conclusión de que «alguien» o «algo» es el culpable de su situación actual. Continuar leyendo «¿Culpables o responsables?»