Cómo actuar en tiempos de crisis

como actuar en tiempos de crisis

En varias ocasiones he hablado en este Blog de cuando la conmoción llega a nuestras vidas y cómo manejar estas situaciones de crisis. Pues bien, en estos momentos estamos viviendo una situación crítica de primer orden y a nivel mundial: el COVID-19. Y como ya nos han trasladado las autoridades sanitarias, los primeros responsables de parar esta pandemia somos la población. Únicamente con nuestra actitud. Veamos cómo actuar en tiempos de crisis.

SOMOS RESPONSABLES DE NUESTRA ACTITUD

Nuestra actitud importa, y mucho. Quizás, es la única baza segura en el juego de la vida. Porque de lo único que podemos responder, en estos momentos y siempre, es de nuestra actitud.

Es lo que se conoce como libre albedrío. Tener la opción de elegir nuestra actitud, nuestras decisiones, nuestras acciones.

Y la actitud más valiosa es siempre aquella en la que prevalece la acción consciente sobre la reacción inconsciente. Muy a menudo nos dejamos arrastrar por la inercia de nuestras reacciones, dictadas, a su vez, por patrones subconscientes de los que, a veces, no tenemos ni la menor idea. Más información de este tema la tenéis en este artículo: Subconsciente: 95% de lo que somos.

La acción consciente es la acción responsable que nace del conocimiento interior y está siempre alineada con él. Es lo que tenemos que hacer. Nuestra tarea, nuestra misión, nuestro deber.

Y nuestro deber, en estos momentos, es  tener muy claro cómo actuar en tiempos de crisis.

Para mí, urge dejar de lado consideraciones egoístas y cooperar para parar esta crisis cuanto antes.

CÓMO ACTUAR EN TIEMPOS DE CRISIS

Cuando los pilares de nuestras vidas se tambalean, cuando las crisis nos sacuden con fuerza, esta es la secuencia que podemos aplicar:

  1. aceptación de la situación,
  2. dejar de lado la mente reactiva; centrarnos en buscar soluciones
  3. no olvidar que detrás de cada experiencia que vivimos hay siempre un aprendizaje

ACEPTACIÓN DE LA SITUACIÓN

En cada crisis, la aceptación es el primer paso. Aceptar lo que nos está ocurriendo. Dejar de negarlo y de evitarlo.

En el caso que nos ocupa, la crisis del COVID-19, es fundamental aceptar la gravedad de la situación. Estamos ante una pandemia que está afectando a toda la población, pero con particular incidencia en los más vulnerables: personas con patologías previas y tercera edad.

Igualmente, tenemos que aceptar que aunque no se tengan síntomas podemos ser portadores y contagiar a otras personas con grave riesgo para su salud.

Esta situación nos afecta absolutamente a todos y no podemos mirar hacia otro lado.


ABANDONAR LA MENTE REACTIVA Y BUSCAR SOLUCIONES

Ahora no es momento de quejarse ni de reaccionar airadamente. Es el momento de buscar soluciones.

Tenemos que estar atentos y obedecer en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Mantengámonos firmes y unidos.

En el caso de permanecer confinados, cada uno de nosotros puede aportar algo, por pequeño que sea para hacer más llevadera esta situación. Desde compartir vídeos, libros, artículos, podcasts en internet hasta hacerle la compra al vecino necesitado.

DETRÁS DE CADA EXPERIENCIA HAY UN APRENDIZAJE

Las crisis nos ponen a prueba, sacan a flote nuestros miedos, nuestras dudas, nuestros apegos. Pero también sacan lo mejor de cada uno de nosotros. 
Este es el momento de mirar a los ojos a las fuerzas que nos desafían y obrar con plena conciencia.

Contamos con el potencial necesario para lograrlo. Inspirémonos en nuestras fortalezas y aprendamos de nuestras debilidades.

Tengamos confianza y esperanza. «Pide y se te dará» la ayuda que necesites en cada momento.

Esta crisis la vamos a parar entre todos.

Os abrazo, María

Ejercicio para decir adiós al Año Viejo

Un año más que se termina. Echamos la vista atrás y hacemos balance. ¿Qué tal nos ha ido en este año? Me imagino que habrá habido cosas «buenas» y «malas», etiquetas que ponemos en función de si las experiencias nos han gustado o desagradado, nos han proporcionado estabilidad o, por el contrario, nos han vuelto del revés. Pero, como ya os he contado muchas veces, en toda experiencia hay siempre un aprendizaje. Y, este, es siempre necesario para avanzar en nuestro crecimiento personal. Vamos a explorar todo esto y al final os enseñaré un Ejercicio para decir adiós al Año Viejo. Continuar leyendo «Ejercicio para decir adiós al Año Viejo»

Desapego y pasión, ¿son compatibles?

En los últimos años, mi entrenamiento en el camino del autoconocimiento y crecimiento personal ha estado marcado por una palabra: desapego. Cuando escuchas este término por primera vez no das crédito a tus oídos. ¡Cómo vamos a desapegarnos de las cosas y personas que amamos! ¿Acaso no somos seres emocionales? ¿No estamos aquí para vivir apasionadamente? ¿De qué va esto del desapego? Continuar leyendo «Desapego y pasión, ¿son compatibles?»

Alcanzar nuestras metas

Cada vez me maravilla más la versatilidad de la Vida para conseguir hacer realidad nuestro potencial. Obtener nuestros objetivos, alcanzar nuestras metas, ocurre más veces de lo que creemos. Lo que pasa es que no nos damos cuenta, porque no sucede en la manera que lo habíamos imaginado. Y eso es lo que me alucina de verdad.

¿Queréis creer que no hace mucho que me di cuenta de que uno de mis sueños de toda la vida hacía ya tiempo que se había cumplido? Continuar leyendo «Alcanzar nuestras metas»

Vishnu quiere matar a la vaca

La semana pasada hablábamos de cómo obrar para alcanzar lo que queremos. Pero, ¿qué pasa cuando la vida nos niega una y otra vez aquello que andamos buscando? ¿O, incluso, si ya lo tenemos, nos lo arrebata? Hace no mucho mi Maestro habló de ello. Nos contó cómo el dios Vishnu favoreció al mejor de sus devotos matando a su vaca, lo único de valor que este pobre hombre poseía. Sí, habéis leído bien. Matar a la vaca fue un gran favor. ¿Queréis saber por qué? Continuar leyendo «Vishnu quiere matar a la vaca»

Contentamiento: el secreto de la felicidad

¿Qué es la felicidad? ¿Vivir una vida estupenda, en la que el menor capricho se cumple? ¿Tener a nuestro lado a la persona amada y que nos corresponda? ¿No tener que preocuparse por la salud? Sí, la felicidad suele identificarse con dinero, amor y salud a tope, es decir, con no tener problemas en ninguna de esas tres áreas. Pero eso no es la felicidad. La felicidad no es una situación de vida. La felicidad es un estado de ánimo. Y me he dado cuenta de que lo importante para ser feliz no es que te vaya de lujo. Lo importante es tener contentamiento. Continuar leyendo «Contentamiento: el secreto de la felicidad»

Crónicas desde Accionalandia (I)

Mi andadura personal en el camino del autoconocimiento lleva un tiempo detenida en Accionalandia. Es un lugar muy complejo, con sus propias leyes. Las leyes que rigen las acciones, por supuesto. Todas las acciones: las vuestras, las mías, las de todo el mundo, interrelacionándose en un delicado equilibrio. Estudiar y experimentar el significado profundo de la acción es lo que me toca en estos momentos. Continuar leyendo «Crónicas desde Accionalandia (I)»

Senderos

Hay senderos que no nos queda más remedio que recorrer. Pretenderemos ignorarlos, negarlos u oponer resistencia. Pero será inútil.

El camino lleva impreso nuestro nombre. El camino somos nosotros. No podemos huir de nosotros mismos. Continuar leyendo «Senderos»

El trueno: «la conmoción es buena»

Fragor del trueno que se escucha en 100 millas a la redonda. Conmoción. Peligro. ¿Qué viejas estructuras están a punto de caer? ¿Sabremos mantenernos en lo esencial y desprendernos de lo que ya no sirve? La conmoción sacude las cosas viejas para que puedan asomar las nuevas. La germinación se prepara. Aunque no te lo creas, la conmoción es buena. Te dejo con este texto acerca del Hexagrama 51: El Trueno, de Carol K. Anthony, extraido de su libro Guía del I Ching: Continuar leyendo «El trueno: «la conmoción es buena»»

Aceptando nuestras emociones

aceptar emociones

¿Qué es la realidad? ¿Existe empíricamente algo que pueda llamarse realidad? ¿O bien toda realidad es… subjetiva?

Vayamos a los hechos. Literalmente. Escojamos un hecho cualquiera que nos ha sucedido en el día de hoy. Tratemos de escribir acerca de él sin proyectar emociones, pensamientos y creencias, es decir, sin «interpretarlo» desde nuestra visión personal de cómo son las cosas. Difícil, ¿eh? Pero no imposible. Intentémoslo una vez más. Hombre, la verdad es que así, el hecho desnudo, tan cual, ya no nos parece tan terrible… o tan estupendo. Y es que los hechos, en sí, no son los responsables de que experimentemos emociones positivas o negativas. Continuar leyendo «Aceptando nuestras emociones»

Controlar la vida

controlar la vida

Hace tiempo que quería escribir este artículo, puede que a ti también te interese este tema, pero si te imaginas que voy a darte una serie de consejos sobre cómo controlar tu vida siento desilusionarte, porque realmente voy a hacer todo lo contrario.

«Necesito controlar mi carácter». «Necesito controlar mis emociones». «Necesito controlar mis celos». «Necesito controlar mis nervios». «Necesito controlar mi eyaculación». Pon en un buscador de internet la frase «necesito controlar» y fíjate en todo lo que el ser humano tiene necesidad de dominar. Continuar leyendo «Controlar la vida»