Limpieza de Primavera

 

Acabamos de dejar atrás el invierno, una estación en la que, como la naturaleza, nos hemos recogido en el silencio y buceado muy adentro de nosotros mismos, como apuntábamos en un artículo anterior (El invierno: descenso a lo profundo) y ya está aquí la primavera, la estación del movimiento y el cambio, de la transformación.

Salimos de la oscuridad y el viento primaveral nos sacude con fuerza, nos revuelve, nos pone del revés, para que todo aquello que hemos sondeado en nuestro interior salga a la luz, se ventile, se oree. Para que la lluvia lo lave a conciencia y el sol acabe de desprender las últimas manchas, el polvo y las telarañas.

limpieza primavera

Según la Medicina Tradicional China, el proceso energético que corresponde a esta época del año es el de la Madera. Representa la fuerza del crecimiento y la transformación y los dos órganos adscritos a este proceso son el hígado y la vesícula biliar.

  • El hígado cumple la función de depurar el organismo y neutralizar los tóxicos procedentes de los procesos metabólicos o de las sustancias que ingerimos. Además, el higado almacena y controla los niveles de energía del cuerpo y está relacionado con la capacidad de planear la vida, con esa fuerza imaginativa y creativa que estimula el crecimiento.
  • La vesícula biliar almacena la bilis producida en el hígado necesaria para la digestión y provee de energía y vitalidad a nivel muscular. A nivel energético simboliza la capacidad de tomar decisiones y de dar los pasos necesarios para su realización.

Una deficiencia de energía en estos órganos puede producirnos sentimientos de frustración, indecisión, falta de confianza, acompañados de una fatiga constante y dolor en la parte alta de la espalda.

Por el contrario, un exceso de energía puede provocarnos irritación, impaciencia, impulsividad. A nivel físico se produce un aumento de la tensión arterial y el endurecimiento de la musculatura, especialmente en la nuca y espalda. Cuando esta energía no se atreve a expresarse puede dirigirse contra el propio cuerpo dando lugar a enfermedades que limitan la movilidad o de carácter autoinmune.

Ya sea por exceso como por defecto, los desórdenes en el elemento Madera van a impedir nuestro crecimiento y, al igual que en Primavera la tierra se prepara para recibir la semilla, se retiran las piedras y se arrancan las malas hierbas, así nosotros debemos prepararnos también, retirando de nuestro ser todo aquello que nos impide continuar el camino, que nos obstaculiza crecer.

Por ello, en esta época, y siempre que sintamos la necesidad de limpiar a fondo nuestro campo energético y liberarlo de aquellas energías que nos agotan o nos distorsionan, impidiéndonos avanzar, es muy aconsejable realizar una depuración específica como la Sesión Pon a Punto tu Energía que os proponemos, una nueva Sesión Terapéutica de Energía para el Equilibrio que combina diversas técnicas energéticas para estimular el flujo de energía, armonizar y recargar el campo energético.

El proceso de la Madera nos recuerda que tenemos que ser flexibles, pues la madera seca se astilla a la menor presión, mientras que la madera flexible aguanta hasta el peor vendaval. Desde el equilibrio podremos expresar lo que realmente somos y llevar a cabo las tareas que sólo cada uno de nosotros puede llevar a cabo.

¡En marcha! Os animo con un cálido abrazo.

© María Ródenas

 

The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, investigadora en el camino del autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *