Del amor y del perdón

Avanzar en el camino del conocimiento no es posible sin liberarnos de la carga del pasado. Y para ello no es suficiente con olvidar los hechos que han marcado nuestra vida. Para sanar en verdad el pasado hay que transmutar las energías bloqueadas y eso solo es posible tras la aceptación y el perdón. Tarea muy difícil si tratamos de hacerlo desde la mente. Por eso en este artículo te hablo del amor y del perdón como las únicas vías posibles si queremos dar un verdadero salto en nuestra evolución.

LA RELACIÓN CON NUESTRO PASADO

¿Cómo te relacionas con tu pasado?

Conozco personas a las que el pasado no les influye prácticamente nada. Personas muy ocupadas con mil y un proyectos que no tienen tiempo, literalmente, de echar la vista atrás.

Por el contrario, otras personas no quieren o no pueden soltar la carga de su pasado. Constantemente rememoran los mismos acontecimientos una y otra vez.

Ni una cosa ni otra.

Como te contaba en el artículo Reconocer y aceptar el pasado, es importante saber de dónde venimos para entender nuestro presente, para comprender cómo enfocamos la vida y cómo reaccionamos a todo aquello que nos llega.

Por tanto, «echar la vista atrás» es necesario de vez en cuando.

Lo que no nos beneficia en absoluto es lastrarnos con las cadenas del pasado porque, entonces, nos será muy difícil avanzar en la vida.

SIN PERDÓN, CERRAMOS EL CORAZÓN

Una vez me dijeron: «yo olvido, pero no perdono». Es decir: «yo sigo con mi vida pero «eso» no podré perdonarlo jamás».

Hay cosas que nos resultan terriblemente injustas o dolorosas. ¿Cuál es la reacción en estos casos? Pues cerrarse, blindarse a cal y canto para no volver a sentirnos así.

Cerramos el corazón.

Al hacerlo tratamos de evitar el sufrimiento pero también hemos creado una alarma que va a saltar en las siguientes situaciones o relaciones que aparezcan en nuestra vida, generando desconfianza y rechazo.

De esta manera el pasado puede bloquear el presente.

MÁS ALLÁ DE LA MENTE Y EL EGO

Este proceso que te cuento es un mecanismo de la mente para asegurar la supervivencia del ego.

Todo aquello que pueda dañar al ego va a ser apartado.

Sin embargo, muchas veces el verdadero sufrimiento no está tanto en los hechos propiamente dichos sino en cómo el ego reacciona a ellos.

Solo después de algún tiempo de transitar por las sendas del autoconocimiento, podremos darnos cuenta de esto y permitir que el ego y la mente vayan perdiendo protagonismo y cediendo espacio al corazón.

A veces, para que esto sea posible, hay que pasar por algunas experiencias que nos hagan descender del trono del ego y rendirnos a la vida con humildad. La rendición, por paradójico que resulte, no nos disminuye, por el contrario, nos revela como un ser mucho más grande, ilimitado.

ABRIENDO EL CENTRO CORAZÓN

El corazón es uno de los centros energéticos más importantes.  Forma parte de los siete chakras mayores, situados sobre la columna vertebral, y es el punto de encuentro entre las energías más ligadas al mundo físico y aquellas que nos conectan con nuestra mente superior.

Al abrir y activar este centro la vida da un giro de 180º. Hay más compresión, más paciencia, más empatía, más ganas de compartir y colaborar, más paz.

Y más perdón.

Cuando el corazón está abierto y lleno de energía descubrimos nuestro verdadero poder. Ya no es necesario el esfuerzo o la manipulación. Todo fluye, todo es más sencillo, todo encaja.

¿Cómo abrir el centro del corazón? Pues mediante los métodos que trabajan con nuestro cuerpo de energía, como por ejemplo Reiki.  Esta maravillosa herramienta nos abre al amor incondicional y al perdón.

DEL AMOR Y DEL PERDÓN

Cuando vibras en la frecuencia del amor, el perdón es un hecho.

  • Primeramente, nos perdonamos a nosotros mismos, nos aceptamos y nos apoyamos, nos damos la oportunidad de volver a empezar cada día.
  • Más tarde, nos vamos desprendiendo de la carga del rencor o el victimismo al perdonar aquellas situaciones o relaciones que nos hicieron sufrir.
  • La práctica del perdón llega a su punto álgido cuando pedimos también perdón por todos los errores y omisiones que, consciente o inconscientemente hemos podido cometer a lo largo de la vida.

El resultado es una verdadera liberación.

Haz clic en el botón para saber más del Curso de Auto-Reiki Online, una maravillosa herramienta que te ayudará a vibrar en la frecuencia del amor y del perdón.Descargar Curso de Auto-Reiki

Os abrazo, María

Imagen de S. Hermann & F. Richter en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *