Tiempo de resurrección

Acabo de vivir unas jornadas de profundo significado para mí. Desde la Meditación y la Práctica diaria he conectado con el sentido de este momento cósmico en el que nos encontramos: la resurrección de la luz y de la vida. La Naturaleza ya se ha puesto en marcha y en su exuberante explosión nos invita a unirnos a ella para tomar plena conciencia y celebrarlo.

resurrección

UN UNIVERSO CÍCLICO

Cada vez estoy más conectada a la ciclicidad de este Universo. Observo en mí y en todo lo que me rodea la influencia de las diferentes energías cósmicas que se van desplegando en cada ciclo.

Ahora, finalizado el invierno, llega el momento de la resurrección de la luz y de la vida en nuestro planeta.

Para mí, este es un momento de mágica apertura con el que podemos conectar para sembrar las semillas de nuestro crecimiento interior.

LA PREPARACIÓN DEL TERRENO

¡Qué arduo ha sido el trabajo de limpieza y preparación del invierno!

Os confieso que llego un poco exhausta. El invierno ha sido duro y me ha tocado remover en profundidad algunos temas. Esos que parecían resueltos hace mucho tiempo y que, sin embargo, aún siguen dando la lata.

Pero pienso que era algo necesario. Un buen agricultor prepara convenientemente el terreno antes de la siembra, eliminando las piedras y las malas hierbas.

Algo así ha ocurrido conmigo. Y me imagino que muchos de vosotros habréis tenido experiencias parecidas.

SEMBRAR

Ahora toca sembrar.

Cada uno que siembre lo que necesite en este momento en el que se encuentra.

Cerramos los ojos, nos concentramos en nuestro interior y nos preguntamos: ¿qué semillas quiero sembrar en mi vida?

No hace falta sembrar muchas semillas. Para empezar, es mejor sembrar unas pocas, solo aquellas que tengamos seguridad que pueden arraigar en el terreno que hemos preparado.

Un agricultor nunca sembraría semillas de regadío en tierra de secano.

Pues igual nosotros. Seamos honestos y tengamos claridad a la hora de planear nuestras metas.

REGAR

Ahora toca regar.

Y no vale con regar solo después de la siembra.

Hay que estar atentos a las necesidades del terreno y de las semillas que hemos plantado y regar cuando sea necesario.

¿Y cómo regamos?

Pues poniendo la energía y la concentración en aquello que queremos.

Eso significa que tenemos que comprometernos con nuestras decisiones.

Y, emprender las acciones necesarias para que las semillas germinen, crezcan y puedan dar sus frutos. Para ello, tenemos que estar muy atentos a las oportunidades que la vida nos va ofreciendo.

Algunas semillas serán delicadas y precisarán de mucha atención. Otras, no tanto.

ABONAR

A veces el terreno y el agua no aportan los nutrientes suficientes para que nuestras semillas prosperen.

Entonces, tenemos que recurrir al abonado.

Para mí, la Práctica diaria es el mejor abono que podemos ofrecer al terreno. Meditación, auto-reiki, ejercicio inteligente como chikung o yoga, nos ayudan a alcanzar la mejor versión de nosotros y a prepararnos para recibir todos los beneficios que dicha Práctica nos otorgará.

COSECHAR

Personalmente no realizo la Práctica por los resultados que pueda obtener. Para mí, hacer la Práctica es el resultado.

Quiero decir, que cada vez que hago la Práctica estoy ya obteniendo los frutos. Simplemente, estar en quietud y tener un tiempo para mí, para escucharme, para conectar conmigo misma, es la mejor recompensa.

Pero, además, al hacer la Práctica, día a día, casi imperceptiblemente vamos a ir avanzando en nuestro camino de autoconocimiento y crecimiento personal. Un día nos sorprenderemos a nosotros mismos porque, casi sin darnos cuenta, habremos obtenido alguno de esos frutos tan anhelados.

TIEMPO DE RESURRECCIÓN

Este tiempo de resurrección es un portal cósmico para abrirnos a la luz y a la vida. Aprovechémoslo y pongámonos también en marcha, como la Naturaleza, para renovarnos y reinventarnos.

Os invito a conectar con esta energía poderosa que está ya despertando en nosotros, física, mental y espiritualmente.

Y compartirlo con todos los lectores de este Blog, más abajo, donde dice: “Deja un comentario”.

Os abrazo, María

Imagen: Retrato personal en la exposición Naturaleza Digital, de la artista Jennifer Steinkamp. Espacio Fundación Telefónica, Madrid.

The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

2 respuesta a “Tiempo de resurrección”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *