Autobiografía en cinco pasos

1) Bajo por la calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Me caigo dentro,
estoy perdida… impotente.
No es mi responsabilidad.
Tardo una eternidad en salir de allí.

soltar-cambiar

2) Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Hago como que no lo veo.
Vuelvo a caer dentro.
No puedo creer que esté en ese mismo lugar.
Pero NO es mi responsabilidad.
Todavía me lleva mucho tiempo salir de allí.

3) Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Veo que está allí.
Caigo en él de todos modos… es un hábito.
Tengo los ojos abiertos.
Sé dónde estoy.
Es MI responsabilidad.
Salgo inmediatamente de allí.

4) Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Paso por el lado.

5) Bajo por OTRA calle.

¿Cuántos de vosotros suscribís esta autobiografía? ¿Cuánto habéis tardado en esquivar el hoyo de la acera? ¿Habéis llegado a comprender que es POSIBLE bajar por otra calle?

Se puede salir de la resignación fatalista que nos impide soltar los esquemas habituales (creencias, pensamientos, comportamientos) que ya no nos sirven e, incluso, nos perjudican.

Soltar es el primer paso para cambiar y ser más libres.

Os abrazo, María

(El poema es de Portia Nelson y está citado en El libro tibetano de la vida y de la muerte, de Sogyal Rimpoché)

The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

7 respuesta a “Autobiografía en cinco pasos”

  1. Me gusta el poema, y más que ya no caigas en el hoyo. Besos. Resérvame, si te es posible, el 1.7 Agosto para invitarte a un opíparo desayuno sin incidentes. (Cafetería). Besos.

  2. Este poema me hace reflexionar,ya que yo soy de las que tropieza siempre con la misma piedra,pero ahora se que no hay que tener miedo a cambiar de actitud y evitar caer siempre en el mismo hoyo,la desicion a cambiar una Situation desagradable depende de uno mismo.Gracias este articulo me ayuda mucho en este momento de mi vida.

    1. Hola Yaris, me alegra que te inspire. El cambio es muchas veces difícil, sobre todo cuando nos hemos acostumbrado a “aguantar” cierto tipo de situaciones. A veces no es necesario quitar el obstáculo, basta con saberlo sortear. Es la segunda pista que nos da este poema. Un abrazo, María

  3. Menos mal que te has dado cuenta y has salido de Vallecas. En caso contrario, te sería difícil encontrar una calle en este barrio sin agujeros. Hoy mismo me han puesto las vallas delante de mi casa para seguir haciéndolos. No sé si traerán el caimán para ponerlo dentro, a eso todavía no habíamos llegado. Me pondré las botas de las 7 leguas para intentar sortearlos. A qué no es mala idea?. Abrazos..

    (A los 81 años, todavía no ha habido agujero que me haya podido retener, tengo las piernas largas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *