Ejercicio para abrir el corazón

En el anterior artículo os comentaba que Reiki era un buenísimo método para abrir el corazón. Pero para los que no estáis iniciados en Reiki os voy a mostrar un ejercicio sencillo que podéis realizar para activar y aumentar la energía en el centro energético del corazón.

abrir el corazón

¿POR QUÉ ABRIR EL CORAZÓN?

En los primeros tiempos de mi camino de autoconocimiento yo solía pedir sabiduría. Ahora, satisfecha en parte esa necesidad de saber, me decanto por la alegría y la paz.

¿Por qué? Pues porque he constatado que cuando el corazón está alegre y en paz todo es posible.

Ni siquiera es necesario saber, ni hacer nada. Todo te llega si te hace falta.

Esto sucede porque estamos en un estado de mínima tensión, en armonía con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

Fluímos.

Por eso, mi máxima aspiración en estos momentos es mantener el corazón abierto y pleno de energía.

Y ni siquiera es por lo que la vida pueda traerme o no. Simplemente, es que me siento increíblemente bien así.

Relajada, confiada y rebosante de energía amorosa.

1. VACIAR EL CORAZÓN

La primera parte de este ejercicio para abrir el corazón consiste en vaciarlo de energías que no nos benefician, como la prisa, la arrogancia, la impaciencia, la animadversión…

Para ello vamos a ayudarnos de la respiración.

  • Nos sentamos comodamente, con la espalda recta.
  • Cerramos los ojos.
  • Iniciamos una respiración lenta y profunda, llevando la atención al corazón.
  • Al inhalar, imaginamos que nos llenamos de energía positiva que limpia el centro del corazón.
  • Al exhalar, visualizamos como la energía negativa sale en forma de un humo oscuro.
  • Repetimos esta respiración varias veces, hasta que nos sintamos más relajados.
  • Terminamos con la atención en el centro del corazón, visualizando como, ahora, está limpio y preparado para la siguiente fase del ejercicio.

2. CREAR UNA ENERGÍA MENTAL POSITIVA

Ahora, vamos a crear en nuestra mente una fuente de energía positiva para abrir el corazón.

  • Continuamos sentados con la espalda recta y los ojos cerrados.
  • Respiramos suavemente.
  • Unimos las palmas de las manos y las apoyamos ligeramente en el centro del corazón.
  • Ponemos ahora la atención en el entrecejo.
  • Traemos a la mente el recuerdo de un momento en el que sentimos una paz o alegría profundas y nos llenamos de esa agradable sensación.
  • Ahora, llevamos esa energía que hemos creado en nuestra mente al corazón. Para ello, visualizamos cómo fluye, desde el entrecejo al corazón, como si fuera una cascada de luz.
  • Sentimos cómo el corazón se va abriendo poco a poco, como una flor que despliega sus pétalos.

3. SONREÍR AL CORAZÓN

Esta parte del ejercicio es, en realidad, una meditación muy poderosa basada en la técnica de la Sonrisa Interior.

Una sonrisa no solo es un eficaz instrumento para comunicar con los demás. También podemos utilizarla para comunicar con nosotros mismos y enviarnos mensajes de aceptación, afecto y seguridad.

  • Ponemos ahora la atención en el centro del corazón y le sonreímos interiormente.
  • Concentramos toda nuestra atención en esta sonrisa interior.
  • Nos quedamos ahí todo el tiempo que necesitemos y sentimos cómo se relaja y se abre el corazón con esta energía amorosa.
  • Si notamos que la sonrisa se debilita, podemos volver a la fase 2 y acceder otra vez a la fuente de energía positiva. Conectamos con esos recuerdos de paz y alegría y los hacemos llegar de nuevo al corazón.
  • Si hacemos a menudo esta práctica, muy pronto el corazón también nos devolverá la sonrisa.

Espero que pongáis en práctica este ejercicio para abrir el corazón y  me alegrará mucho que me escribáis para contarme qué habéis experimentado. Hacedlo, como siempre, un poco más abajo, donde dice: “Deja un comentario”.

Os abrazo, María

Cómo mejorar nuestras relaciones con el poder del ahora

Este artículo se podía haber llamado “El poder del ahora” a secas, pero creo que Eckhart Tolle se me adelantó, ja ja. Pero esta frase resume una sabiduría universal que no somos capaces de entender y mucho menos de aplicar a nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, a nuestras relaciones. En este artículo vamos a ver cómo mejorar nuestras relaciones aplicando el poder del momento presente. Continuar leyendo “Cómo mejorar nuestras relaciones con el poder del ahora”

Encontrar nuestro sitio

Como un náufrago en el mar, quiero encontrar mi sitio.

Solo encontrar mi sitio.*

Es curioso, pero cuando llega el cumpleaños, celebraciones aparte, muchas personas sienten una cierta inquietud. Un año más y muchas expectativas aún por cumplir, muchas incertidumbres que aclarar… Y un pasado a cuestas, lleno de decisiones de las que no siempre estamos satisfechos. Nos decimos: “si hubiera hecho esto en vez de tal cosa…”. Así andamos, un paso adelante, otro hacia atrás. A veces, totalmente a la deriva, como un náufrago en el mar. Sin encontrar nuestro sitio. Continuar leyendo “Encontrar nuestro sitio”

La contemplación

A veces nos toca subir empinadas cuestas en el camino del autoconocimiento. Subimos jadeantes, atentos a las irregularidades del terreno, eludiendo las piedras que ruedan hacia nosotros. Internamente sentimos una ira profunda ante una situación que no esperábamos. No comprendemos por qué tenemos que pasar forzosamente por ahí. Ninguna señal en el mapa nos había advertido. Nuestro corazón se cierra y ya no vemos nada más. Ya no recordamos de dónde venimos. Hemos olvidado a donde vamos. Ya no importa el camino, es que ni siquiera existe bajo nuestros pies… Afortunadamente, un árbol amigo nos aguarda un poco más arriba. Y bajo su sombra nos detenemos, fatigados. Ha llegado el momento de la contemplación. Continuar leyendo “La contemplación”

Destino y libertad

En mi camino de autoconocimiento me he topado varias veces con la palabra destino. Es otro de los términos que me ha tocado explorar a fondo. Porque, como la mayoría de los occidentales, no creía en el destino. Incluso, aunque fuera cierto, pensaba que podíamos cambiarlo con solo proponérnoslo. Sólo era necesaria la fuerza de voluntad. Y trabajar duro. Cuánto he tenido que aprender acerca del destino y la libertad. Continuar leyendo “Destino y libertad”

La duda noble: una puerta a la realización

A veces pienso que la duda es un obstáculo para la evolución humana incluso mayor que el deseo y el apego. Nuestra sociedad fomenta la inteligencia ingeniosa en lugar de la sabiduría y celebra los aspectos más superficiales, hostiles e inútiles de nuestra inteligencia. Nos hemos vuelto tan falsamente refinados y neuróticos que tomamos la propia duda por verdad y, así la duda, que no es más que un intento desesperado del ego para defenderse de la sabiduría, queda deificada como objetivo y fruto del verdadero conocimiento.

Continuar leyendo “La duda noble: una puerta a la realización”

Rescatando al Niño Interior

Niño Interior

En mi caso, a la Niña Interior. O, mejor dicho, a las niñas, a las diferentes niñas que he sido.

Fue durante una meditación. La vi venir hacia mí: era muy pequeña, 3 ó 4 años a lo sumo, pero ya sabía lo que era sentir honda vergüenza. Había tenido un percance en el colegio y había sido recluída en un rincón a donde sus otras compañeras se acercaban para burlarse de ella, con la inconsciencia de la infancia. La vi tan desvalida, tan perdida… En ese momento sentí una gran compasión y dulzura y le tendí la mano. Ella se apresuró a tomarla y se sentó en mi regazo, donde yo la conforté y asumí su pesada carga después de tantos años. La sentí por primera vez ligera y despreocupada. Por fin podía dedicarse a otras cosas, a jugar y a reír, en vez de seguir sufriendo en su oscuro rincón. Continuar leyendo “Rescatando al Niño Interior”

Madre Tierra, Padre Cielo

Barbara Ann Brennan, la conocida terapeuta energética norteamericana, decía que en sus inicios en el camino del autoconocimiento tuvo la suerte de vivir primero experiencias y luego refrendarlas a través del conocimiento intelectual. De esta manera se aseguraba de que la información que recibía a través de su voz interior, ya fuesen sensaciones, mensajes o imágenes, no estaba inducida por algo que hubiera leído o le hubieran contado previamente. Continuar leyendo “Madre Tierra, Padre Cielo”

Toc, toc

llamada interior

La vida puede dar muchas vueltas… hasta conseguir encontrarnos. Muchos de nosotros nos hallamos ahora en un momento de cambios vertiginosos, inmersos en una verdadera crisis que afecta a nuestros valores más profundos como seres humanos. Más allá de los logros personales o los intereses materiales, la búsqueda de nuestra verdadera identidad está en juego. Puede que aún no lo sepamos, pero alguien está empezando a llamar a nuestra puerta. Y esa llamada no proviene del exterior sino de nuestro propio interior. Descubramos quién está haciendo “toc, toc”. Continuar leyendo “Toc, toc”

El invierno: descenso a lo profundo

energía del invierno

El solsticio de invierno se acerca. Aunque quedan unos cuantos días para su entrada oficial, ya podemos sentir la presencia de una nueva estación. Las horas de luz solar disminuyen un poco más cada día, el frío ha hecho que saquemos gorros y bufandas del armario, el viento arranca implacable las hojas de los árboles y hasta la nieve nos ha sorprendido cubriendo campos y ciudades con su blanco manto. La naturaleza se prepara para recogerse y entrar en un periodo de silencio e introspección.

El invierno es la época en que la vida desciende a lo más profundo de sí misma, volviendo a su origen. La semilla se introduce en la tierra y espera pacientemente la llegada de la primavera para brotar. En la oscuridad y el silencio la vida se detiene. Durante este periodo meditativo todo el colosal engranaje de la naturaleza es puesto a punto hasta la resurrección de la primavera. Continuar leyendo “El invierno: descenso a lo profundo”

Conciencia

conciencia

Este fin de semana estuve en un curso muy interesante del doctor en Ciencias Naturales, escritor y conferenciante Daniel Lumera para la activación de un nuevo modelo de conciencia que respondiese de forma proactiva y no reactiva al delicado momento que vive la humanidad. Citando sus propias palabras: “Se está manifestando una expansión en la conciencia individual que desplazará la percepción y los confines que tenemos de nosotros mismos, incluyendo en ellos los demás, la naturaleza, el mundo y el universo, capaces de vivir “el exterior” como un espejo íntimo de nuestro ser, comprendiendo auténticamente que “tu bienestar corresponde a mi bienestar, tu felicidad a la mía, tu éxito a mi éxito” y también que “mi bienestar corresponde al bienestar colectivo y éste corresponde al mío.Continuar leyendo “Conciencia”

No por casualidad

La semana pasada hablábamos de la Inteligencia del Universo, esa conciencia superior que reside en todo lo que conocemos y que podemos observar en los procesos que tienen lugar en la Naturaleza. La distribución de las hojas de una planta alrededor del tallo, la disposición de las semillas en las flores, la proporción entre las distintas partes de nuestro cuerpo o el crecimiento de los brazos en espiral de las galaxias. Proporción áurea o número de oro, sucesión Fibonacci, patrones geométricos, fractales… Matemáticas en la Naturaleza. Continuar leyendo “No por casualidad”