Contentamiento: el secreto de la felicidad

¿Qué es la felicidad? ¿Vivir una vida estupenda, en la que el menor capricho se cumple? ¿Tener a nuestro lado a la persona amada y que nos corresponda? ¿No tener que preocuparse por la salud? Sí, la felicidad suele identificarse con dinero, amor y salud a tope, es decir, con no tener problemas en ninguna de esas tres áreas. Pero eso no es la felicidad. La felicidad no es una situación de vida. La felicidad es un estado de ánimo. Y me he dado cuenta de que lo importante para ser feliz no es que te vaya de lujo. Lo importante es tener contentamiento. Continuar leyendo “Contentamiento: el secreto de la felicidad”

Crónicas desde Accionalandia (I)

Mi andadura personal en el camino del autoconocimiento lleva un tiempo detenida en Accionalandia. Es un lugar muy complejo, con sus propias leyes. Las leyes que rigen las acciones, por supuesto. Todas las acciones: las vuestras, las mías, las de todo el mundo, interrelacionándose en un delicado equilibrio. Estudiar y experimentar el significado profundo de la acción es lo que me toca en estos momentos. Continuar leyendo “Crónicas desde Accionalandia (I)”

El trueno: “la conmoción es buena”

Fragor del trueno que se escucha en 100 millas a la redonda. Conmoción. Peligro. ¿Qué viejas estructuras están a punto de caer? ¿Sabremos mantenernos en lo esencial y desprendernos de lo que ya no sirve?

La conmoción sacude las cosas viejas para que puedan asomar las nuevas. La germinación se prepara. Aunque no te lo creas, la conmoción es buena. Te dejo con este texto acerca del Hexagrama 51: El Trueno, de Carol K. Anthony, extraido de su libro Guía del I Ching: Continuar leyendo “El trueno: “la conmoción es buena””

Aceptando nuestras emociones

emociones

¿Qué es la realidad? ¿Existe empíricamente algo que pueda llamarse realidad? ¿O bien toda realidad es… subjetiva?

Vayamos a los hechos. Literalmente. Escojamos un hecho cualquiera que nos ha sucedido en el día de hoy. Tratemos de escribir acerca de él sin proyectar emociones, pensamientos y creencias, es decir, sin “interpretarlo” desde nuestra visión personal de cómo son las cosas. Difícil, ¿eh? Pero no imposible. Intentémoslo una vez más. Hombre, la verdad es que así, el hecho desnudo, tan cual, ya no nos parece tan terrible… o tan estupendo. Y es que los hechos, en sí, no son los responsables de que experimentemos emociones positivas o negativas. Continuar leyendo “Aceptando nuestras emociones”

Controlar la vida

controlar la vida

Hace tiempo que quería escribir este artículo, puede que a ti también te interese este tema, pero si te imaginas que voy a darte una serie de consejos sobre cómo controlar tu vida siento desilusionarte, porque realmente voy a hacer todo lo contrario.

“Necesito controlar mi carácter”. “Necesito controlar mis emociones”. “Necesito controlar mis celos”. “Necesito controlar mis nervios”. “Necesito controlar mi eyaculación”. Pon en un buscador de internet la frase “necesito controlar” y fíjate en todo lo que el ser humano tiene necesidad de dominar. Continuar leyendo “Controlar la vida”