SOMOS ENERGÍA

¿Piensas que eres sólo materia? ¿Crees que tus pensamientos y emociones no influyen en la realidad? ¿Hasta qué punto eres responsable de tu salud física y psíquica?

Hace 100 años Albert Einstein formuló su famosa ecuación E=mc2, revolucionando nuestra interpretación acerca del universo. Matería y energía se convertían en conceptos intercambiables, ya que la energía da lugar a la materia y la materia da lugar a la energía.

Posteriormente, la Física Cuántica observó que toda la realidad es, en última instancia, vibración energética. Esto es lo que el físico Max Planck declaró en su discurso de aceptación del premio Nobel por su estudio sobre el átomo: «Como persona que ha dedicado toda su vida a la ciencia más perspicaz, el estudio de la materia, todo lo que puedo decirles sobre el resultado de mis investigaciones sobre los átomos es lo siguiente: “¡La materia no existe!“. Toda materia se origina y existe sólo en virtud de una fuerza que hace vibrar las partículas de un átomo y las mantiene unidas…».

El universo es un gigantesco campo de energía formado por la vibración de todo lo que en él existe. El ser humano interactúa con este campo universal a través de un campo energético propio, formado por distintos planos o frecuencias de energía. El aura o halo luminoso que rodea al cuerpo es la radiación electromagnética de cada uno de ellos. Cada uno de estos planos está conectado entre sí y lo que sucede en cada uno de ellos afecta a los demás.

Podemos distinguir los siguientes planos:

  • El plano físico (sistemas y órganos) y etérico (plantilla energética del cuerpo físico donde se experimentan todas las sensaciones físicas).
  • Los planos emocional (emociones) y mental (estructuras de pensamiento).
  • El plano espiritual y conciencial (conexión con uno mismo y el resto del universo).

cuerpos

Este cuerpo de energía precisa de una determinada vibración para mantenerse vital y saludable. Cuando esa energía disminuye su nivel vibratorio perdemos nuestro equilibrio y nos vemos expuestos a contraer enfermedades.

El nivel vibratorio puede descender primero en los planos espiritual, mental o emocional e ir calando hasta llegar al cuerpo físico produciendo un bloqueo energético. Ese bloqueo impide la correcta circulación de energía y si permanece mucho tiempo, puede dar lugar a la enfermedad en el plano físico.

Aunque estos procesos pueden durar años, es importante actuar sobre los bloqueos antes de que las consecuencias sean más graves.

La vuelta al equilibrio se consigue activando la propia energía vital. La fuerza de la vida reúne en sí misma todo el potencial sanador necesario para liberar bloqueos y recuperar el flujo de energía. Esto contribuirá a reestablecer la salud y el equilibrio físico y mental.

© María Ródenas – Energía para el Equilibrio

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

  • Campo Energético Humano para leer acerca de los principales centros de energía o chakras: sus características,  funcionamiento y cómo influyen en nuestras emociones, comportamientos y creencias.
  • El Canal Central de Energía: Nuestro campo energético se nutre de las energías del cielo y de la tierra a través del Canal Central de Energía. Este canal recorre nuestra estructura energética desde la cabeza hasta el perineo.
Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

12 opiniones en “SOMOS ENERGÍA”

  1. desde que tengo recuerdos de niño siempre he escuchado un sonido agudo mas fino que el de grillo,,,este sonido nunca me ha molestado,,, es mas cuando tengo insomnio este sonido me hace dormir,,,igual al estar nervioso este sonido me calma,,,le prestare mas atencion

  2. Tan cierto como que el sol existe, hay energía.Por tanto dependiendo de nuestra fuerza mental y tipo de energía que transmitamos-alegria o enfado-por poner un ejemplo opuesto, estaremos creando un escudo de energía dentro y fuera de nuestro cuerpo lo que se debilitará o expandirá dependiendo del tipo de energía mental (pensamientos) que nosotros le estemos dando.Lo de las enfermedades es tan real como los pensamientos si nuestra energía vibra mal y no va en armonía con tu energía damos vía libre a la entrada de parásitos que modifiquen tu estado por dentro.Gracias.

    1. Hola Anónimo. Vivir en equilibrio no es fácil. Requiere de la total alineación de todo aquello que somos: cuerpo, mente, emociones, conciencia. Es importante poner atención en cómo nutrimos todas las áreas de nuestra vida, y no hablo sólo de comida, sino de
      pensamientos, emociones, experiencias… Dejo aquí un enlace que va en esta línea http://energiaparaelequilibrio.com/2015/05/10/nutricion-holistica-mas-alla-de-la-comida/

  3. Saludos.

    Su artículo es muy impresionante. Esas ondas electromagnéticas de las que habla ¿Pueden ser afectadas por otras ondas? Por ejemplo ¿Como afecta la radiación de un horno de microondas nuestras ondas vitales? Porque según he leído, esas ondas producen cáncer, y pueden ser radiactivas ¿Eso también tiene efecto en nosotros?. Por cierto, las ondas electromagnéticas como las del sonido ¿Pueden alterar nuestros átomos? o al revés, ¿Nuestras ondas electromagnéticas pueden alterar las del sonido? Sería interesante que pudiéramos escuchar las ondas vitales de nuestros diferentes cuerpos.

    1. Hola Anónimo, en el artículo se habla de que todo es energía y toda la energía está interrelacionándose constantemente.Todo nos afecta y puede restarnos o aportarnos energía, depende de muchos factores. Te dejo el enlace a un artículo en el que se habla un poco de esto y se dan consejos para recargar nuestra energía vital: http://energiaparaelequilibrio.com/2013/05/27/10-consejos-para-recargarnos-de-energia/
      Y te dejo otro enlace en el que es posible “ver” las ondas de vibración y su efecto sobre la materia: http://energiaparaelequilibrio.com/2013/06/03/vibracion-haciendo-visible-lo-invisible/
      Un abrazo

  4. La energía no se destruye, se transforma. En un punto de vista filosófico, nos hace pensar que la muerte no es el fin. Cada persona algún día lo experimentará.

    1. Hola Hades, en realidad, sí existe, pero solo es un conjunto de partículas invisibles dispuestas muy apretadas, de manera que tenemos la ilusión de que somos un ente separado del resto. Pero no es así, hay una continuidad entre nosotros y todo lo que nos rodea, aunque no lo veamos. Un abrazo

  5. Puedo aceptar Q mi mamá y mi papa muriese x Cáncer pero no acepto tanto sufrimiento. ¿QUE SENTUDO O FUNCIONES TIENE EL SUFRIMIENTO PARA MORIR?

    1. Hola Marina, el sufrimiento surge cuando algo nos produce dolor, ya sea físico, emocional o mental. El sufrimiento es una vivencia subjetiva, aunque la experiencia sea la misma, cada persona la vivirá de forma diferente. En el caso de una enfermedad, el sufrimiento es mayor cuando hay miedo y rechazo hacia lo que nos está sucediendo. El cuerpo está enfermo y la mente lo rechaza, como si cuerpo y mente no tuvieran que ver. Olvidamos que muchas enfermedades han surgido de desarmonias emocionales y mentales que finalmente han calado hasta el cuerpo físico. El sufrimiento es menor cuando aceptamos lo que ocurre y la mente se pone de parte del cuerpo para ayudarle.
      El sufrimiento no es necesario, al contrario, pero es verdad que nos coloca en el momento presente y nos hace replantearnos muchas cosas. En el caso de una enfermedad grave, nos hace buscar soluciones a todos los niveles y también urge la necesidad de poner en orden relaciones y otras cosas. Algo que quizá no hubiéramos hecho de no ser así.
      El sufrimiento es un toque de atención con mayúsculas de la vida. No podemos darle la espalda.
      Sé que es muy duro ver sufrir a un ser querido, te abrazo, Marina, y ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *