Los milagros existen

Los milagros existen. Así de contundente. Creo que todos hemos dicho alguna vez una frase como esta, al experimentar un hecho sorprendente que surgía como de la nada y resolvía hasta las situaciones más peregrinas.

 los milagros existen

DE LA CAUSALIDAD AL MILAGRO

Pero ¿cómo es posible un milagro? Nuestra existencia transcurre, al parecer, en un Universo lineal y determinista, en el que toda situación es fruto de una causa. Os lo contaba en Principios Universales: Ley de causa y efecto y en muchos otros artículos.

Sí, ha sido un tema recurrente, porque en estos dos últimos años me ha tocado experimentar en profundidad la causalidad del Universo.

Creedme, “formarse” en causalidad puede ser demoledor, hasta el punto de que solo la fe en la vida y la perseverancia pueden mantenerte a flote. Os lo contaba en el artículo Cuestión de fe.

Al mismo tiempo, algo sucedía en el Blog. Un artículo escrito casi al principio empezaba a tener gran repercusión, hasta el punto de que a día de hoy tiene más de 400 comentarios. Este artículo es ¿Casualidad o sincronicidad? (podéis dejar aquí la lectura y echarle un vistazo si queréis y luego volver).

Pues bien, tan solo hace unas semanas empecé a darme cuenta de que este artículo no solo estaba haciendo “toc, toc” en muchas personas sino que también me estaba aporreando con fuerza a mí, aunque no me daba cuenta.

Entendí que ahí había un mensaje nuevo para mí.

LA SINCRONICIDAD LLAMA A MI PUERTA

Así que retomé la sincronicidad y comencé de nuevo a investigar.

Está claro que quinientos años de pensamiento determinista son difíciles de desbancar. La física newtoniana nos hace pensar que todo el Universo, incluido nosotros, funciona como una máquina. Una máquina con una rígida programación en la que no hay cabida para las sorpresas. Y que no tenemos más opción que aprender a aceptarlo e intentar sacarle el mejor partido posible.

Pero hay algo más. Si nos fijamos, la vida es sumamente cambiante. Nada permanece. El cambio lleva al caos y con él caen también todas las leyes y las limitaciones imperantes. Por así decirlo, la máquina se queda sin programación. Se resetea.

Un nuevo orden aparece entonces. ¡Y lo bueno es que podemos influir en ese nuevo orden!

En el nivel subatómico, la mecánica cuántica ha descubierto que la materia se comporta de una forma peculiar que se salta todas las leyes clásicas de la física. Y también ha comprobado que el observador (nosotros) influye en lo observado (Universo).

De manera que todo es cuestión de mente, como veíamos en Principios Universales: Ley del Mentalismo. Todo es cuestión de preguntarse: “¿qué realidad quiero crear?”.  O, mejor dicho: “¿qué realidad quiero co-crear con el Universo?

Para que trascendamos nuestros límites y podamos hacernos preguntas como estas existe la sincronicidad en el Universo.

LOS MILAGROS EXISTEN

La sincronicidad es como una corriente de aguas subterráneas que discurre invisible por debajo de nuestras vidas. Solo en algunas ocasiones aflora y deja caer ciertos mensajes para que cambiemos el rumbo o nos demos cuenta de cosas importantes.

Aquí y allá, la sincronicidad interrumpe la causalidad y nos hace detenernos y hacernos preguntas. Cuando la aguja de nuestra mente consigue enhebrar este hilo y nos damos cuenta de los mensajes que están implícitos en todas estas situaciones chocantes es cuando comprendemos que los milagros existen.

A cada uno de nosotros, la sincronicidad nos dará unos mensajes determinados, encaminados a desbloquearnos y a conectar con nuestro potencial, eso que, verdaderamente, tenemos que desarrollar en esta vida.

Ahí es donde hay que poner el foco, no tanto en nuestras limitaciones, sino en nuestro potencial.

Esta es la verdadera lección que nos da la sincronicidad.

Gracias a los miles de personas que han leído¿Casualidad o sincronicidad?

Os abrazo, María

¿Queréis compartir vuestras experiencias al respecto? Hacedlo más abajo, donde dice: “Deja un comentario”.

Contentamiento: el secreto de la felicidad

¿Qué es la felicidad? ¿Vivir una vida estupenda, en la que el menor capricho se cumple? ¿Tener a nuestro lado a la persona amada y que nos corresponda? ¿No tener que preocuparse por la salud? Sí, la felicidad suele identificarse con dinero, amor y salud a tope, es decir, con no tener problemas en ninguna de esas tres áreas. Pero eso no es la felicidad. La felicidad no es una situación de vida. La felicidad es un estado de ánimo. Y me he dado cuenta de que lo importante para ser feliz no es que te vaya de lujo. Lo importante es tener contentamiento. Continuar leyendo “Contentamiento: el secreto de la felicidad”

Esperando a vivir

¿Quién no ha soñado con una vida ideal? ¿Quién no ha ido construyendo, ladrillo a ladrillo, una vida perfecta en su imaginación? Supongo que todos lo hemos hecho en mayor o menor medida. Con la mirada fija en el ombligo nos hemos dicho: “Yo soy muy importante. Y la vida que tengo que vivir ha de ser muy importante”. Nos hemos impuesto metas muy altas. Y todo lo que la vida nos ha ido haciendo llegar, si no entra dentro de nuestros objetivos, lo rechazamos. Así pasa a veces, que no estamos viviendo la vida que queremos ni tampoco la que nos toca. Estamos esperando a vivir. Continuar leyendo “Esperando a vivir”

¡Ánimo!

Tengo una planta grande que de vez en cuando se desprende de algunos esquejes con el sabio propósito de que estos arraiguen en la tierra y den lugar a otras plantas. Pero el rojo baldosín de mi terraza no es lo más apropiado para que esto suceda. Así, de vez en cuando recojo estos trocitos y los echo a un tiesto vacío que hay al lado con la intención de plantarlos como he hecho otras veces. Continuar leyendo “¡Ánimo!”

El cielo en la tierra

El cielo en su éxtasis sueña con una tierra perfecta. La tierra, en su tristeza, sueña con un cielo perfecto. Temores encantados los apartan a ambos de su unidad. (Aurobindo)

Leyendo a Marshall Govindan, me ha llamado la atención esta cita de Sri Aurobindo el gran filósofo, poeta y yogui hindú. Hace alusión Aurobindo a la tradicional separación entre el espíritu y la materia, lo divino y lo terrenal, lo intangible y lo tangible. De los límites mentales, este es uno de los más gordos, muy difícil de trascender. Incluso, cuando emprendemos el camino de la auto-realización parece, en muchos casos, que lo hiciéramos para escapar de nuestra realidad terrenal. Sin comprender que es posible experimentar el cielo en la tierra. Continuar leyendo “El cielo en la tierra”

Fluir con la vida

Hoy durante la meditación me llegó una imagen de la infancia: dos niñas volteando una cuerda que restalla rítmicamente sobre la acera. Yo estoy atenta a los giros de la cuerda, esperando el momento oportuno para introducirme. Tengo un poco de miedo, porque si no entras en el instante adecuado la cuerda puede golpearte en las piernas como un látigo; o puedes enredarte y patosamente caer al suelo, ante las risas de las compañeras. Continuar leyendo “Fluir con la vida”

Encontrar nuestro sitio

Como un náufrago en el mar, quiero encontrar mi sitio.

Solo encontrar mi sitio.*

Es curioso, pero cuando llega el cumpleaños, celebraciones aparte, muchas personas sienten una cierta inquietud. Un año más y muchas expectativas aún por cumplir, muchas incertidumbres que aclarar… Y un pasado a cuestas, lleno de decisiones de las que no siempre estamos satisfechos. Nos decimos: “si hubiera hecho esto en vez de tal cosa…”. Así andamos, un paso adelante, otro hacia atrás. A veces, totalmente a la deriva, como un náufrago en el mar. Sin encontrar nuestro sitio. Continuar leyendo “Encontrar nuestro sitio”

La contemplación

A veces nos toca subir empinadas cuestas en el camino del autoconocimiento. Subimos jadeantes, atentos a las irregularidades del terreno, eludiendo las piedras que ruedan hacia nosotros. Internamente sentimos una ira profunda ante una situación que no esperábamos. No comprendemos por qué tenemos que pasar forzosamente por ahí. Ninguna señal en el mapa nos había advertido. Nuestro corazón se cierra y ya no vemos nada más. Ya no recordamos de dónde venimos. Hemos olvidado a donde vamos. Ya no importa el camino, es que ni siquiera existe bajo nuestros pies… Afortunadamente, un árbol amigo nos aguarda un poco más arriba. Y bajo su sombra nos detenemos, fatigados. Ha llegado el momento de la contemplación. Continuar leyendo “La contemplación”

El Universo es abundancia

“Nunca te imagines que la comida, el dinero o los hombres te sostienen. ¿Podrían ellos ayudarte si Dios retira su hálito de vida? Ellos son únicamente sus instrumentos indirectos. Utiliza la espada del discernimiento, Mukunda, ¡Corta las ligaduras de los agentes mediadores y percibe la Causa Unica!”

Este fragmento de Autobiografía de un Yogi de Paramahansa Yogananda me ha dado pie a una reflexión sobre nuestras expectativas en la vida y, más concretamente, sobre aquellas que, al parecer, dependen de otras personas, situaciones o medios determinados para realizarse, olvidando que nada de esto es realmente necesario, porque el universo es abundancia. Continuar leyendo “El Universo es abundancia”

Cuestión de fe

Habréis oído ese dicho de que la fe mueve montañas. Pues bien, después de explorar las Leyes del Universo, los Principios de la acción y la no acción, la Programación genética y ancestral con la que venimos al mundo, las Fortalezas y Debilidades que nos definen, la contundente influencia de nuestro Subconsciente en nuestras elecciones y decisiones y de constatar que todo esto domina profundamente nuestras vidas… he llegado a la conclusión que la única forma de sobreponernos a lo que nos viene encima es cuestión de fe. Continuar leyendo “Cuestión de fe”

Soltar los miedos, soltar los deseos

Durante la meditación de anoche tuve la intuición clara de que para avanzar en el camino del autoconocimiento era necesario soltar los miedos y arriesgarse a caminar por la cuerda floja… ¡y sin red! Aunque hubiera cocodrilos abajo o un volcán en erupción, lo importante era seguir hacia delante, con confianza. Estaba completamente de acuerdo. Acto seguido, un segundo insight se plasmó con claridad en mi pensamiento: ¡pero también hay que soltar los deseos! Continuar leyendo “Soltar los miedos, soltar los deseos”

Destino y libertad

En mi camino de autoconocimiento me he topado varias veces con la palabra destino. Es otro de los términos que me ha tocado explorar a fondo. Porque, como la mayoría de los occidentales, no creía en el destino. Incluso, aunque fuera cierto, pensaba que podíamos cambiarlo con solo proponérnoslo. Sólo era necesaria la fuerza de voluntad. Y trabajar duro. Cuánto he tenido que aprender acerca del destino y la libertad. Continuar leyendo “Destino y libertad”

Impecable con la palabra

Soy comunicadora de vocación y de profesión y sé de buena tinta la importancia que tiene saber escoger las palabras adecuadas, tanto al escribir como al hablar. Las palabras son pensamiento en acción, pura magia que nos permite expresar lo que somos. En el juego de la vida, las palabras nos acercan a los otros pero también nos separan y se han convertido en un arma indispensable para atacar o protegerse. Las palabras también se utilizan para atraer, convencer, manipular, controlar, juzgar, reprochar, sentenciar, maldecir, destruir. Un uso generalmente aceptado. Pero en el camino del autoconocimiento hay que dejar atrás estas tácticas de supervivencia y aprender a ser impecable con la palabra. Continuar leyendo “Impecable con la palabra”

Ritual antes de la Sesión de Reiki

Voy a dar una Sesión de Reiki. Primero, acondiciono la sala. Y me ayudo del agua, del viento, de la madera, de la tierra y del fuego. Friego suelos y repisas. Abro las ventanas y dejo que el aire corra. Lavo los cristales de cuarzo, si así lo siento, y los llevo a la terraza para que se llenen de sol. Enciendo madera olorosa para que el humo acaricie sutilmente la estancia y, finalmente, prendo una vela. Después me lavo y me pongo ropa limpia. Y, entonces, me siento, cierro los ojos y medito. Continuar leyendo “Ritual antes de la Sesión de Reiki”

Principios Universales: Ley de Causa y Efecto

“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa”. Así reza la Ley de Causa y Efecto, aludiendo al principio de causalidad que rige nuestras vidas. Nada es casual. Todo es causal.

¿Qué significa todo esto? Pues que todo lo que sucede en nuestras vidas tiene una causa. Y esta causa, a veces, la hemos engendrado nosotros mismos con nuestras actuaciones. Continuar leyendo “Principios Universales: Ley de Causa y Efecto”

Principios Universales: Ley de Correspondencia

ley de correspondencia

La Ley de Correspondencia dice: “Como es arriba es abajo; como es abajo es arriba”. ¿Qué quiere decir esto? La Ley de Correspondencia nos habla de analogías. Todo en el Universo es análogo, todo se asemeja, se corresponde. Hay una relación sutil entre todas las cosas, por muy dispares que nos parezcan. Así, hay una semejanza entre la vida de una estrella y la vida de un ser humano. Observando al hombre podemos conocer a la estrella. Y viceversa.

Continuar leyendo “Principios Universales: Ley de Correspondencia”

Cuando el alumno está preparado… aparece el Maestro

Autobiografía de un Yogui, de Paramahansa Yogananda, es uno de mis libros de cabecera. En él, Yogananda nos habla de sus pasos en el camino del autoconocimiento y la autorealización en la India de principios del s. XX. Su adolescencia y juventud están embargadas por el fuerte sentimiento de encontrar a su gurú, el Maestro que le ayudaría a caminar por el sendero espiritual. Y, efectivamente, lo encuentra a su debido tiempo. Como dice el dicho: cuando el alumno está preparado aparece el Maestro.

Continuar leyendo “Cuando el alumno está preparado… aparece el Maestro”

Séptimo chakra: unión con la Inteligencia Universal

El séptimo chakra se ha hecho de rogar en la serie de artículos que venimos dedicándole a los principales centros de energía y que podéis consultar juntos en esta sección: Campo Energético Humano. Y no es extraño que haya tardado tanto tiempo en escribir sobre este centro energético ya que es el más complejo de entender y de experimentar.

Continuar leyendo “Séptimo chakra: unión con la Inteligencia Universal”

Principios Universales: Ley del Mentalismo

Con la Ley del Mentalismo, comienza hoy una nueva serie de artículos destinados a explorar los Principios Universales, las leyes por las que se rige el ordenamiento del Universo. Son normas que están por encima de las leyes humanas y que, queramos o no, nos afectan. No es posible sustraerse a los Principios Universales. Así que más vale que empecemos a conocerlos, porque ya sabéis que “la ignorancia de las leyes no exime de su cumplimiento”.

Continuar leyendo “Principios Universales: Ley del Mentalismo”

Seguir la huella del Maestro Interior

dejando-huella

Imaginaos que estamos perdidos en el desierto. Desesperados. Sin saber hacia donde tirar. Y de repente aparece una huella humana en la arena. La impronta perfecta de otros pies que ya estuvieron ahí, antes que nosotros. Y a esa huella sigue otra huella mostrándonos una dirección a seguir. Así que, sin dudarlo, y llenos de esperanza, seguimos ese rastro que nos guía, sin saber muy bien a dónde, pero confiando en que nos rescate de ese lugar árido y vacío en el que nos encontramos. Atentos, colocamos nuestros pies sobre las marcas de esas pisadas. Y emprendemos el camino.

Continuar leyendo “Seguir la huella del Maestro Interior”

Montaña sin vistas o cómo abordar un problema

A finales del verano pasado hice un viaje a una zona de alta montaña. Mi intención era caminar y respirar, perderme en los bosques, escalar las cumbres y… contemplar el paisaje desde lo más alto.

Pues aquí me tenéis, en el mirador de un pico de 1800 metros, desde el que, al parecer, se disfrutaba de una maravillosa vista. Y no, no he borrado las cumbres vecinas, ni el valle a mis pies con photoshop. Es que estoy rodeada de densas nubes. Y no veo nada. Chistoso ¿verdad? Continuar leyendo “Montaña sin vistas o cómo abordar un problema”

Crónicas desde Accionalandia (II)

Os acordáis que decíamos en el anterior artículo que el resultado de nuestras acciones no depende solamente de nosotros, que hay muchos factores que influyen en la consecución de nuestros objetivos.

Paseando por Accionalandia he visto a mucha gente que ha decidido detenerse en su camino y no mover un solo dedo: “Total, me dicen, si mi esfuerzo no sirve para nada…”. Continuar leyendo “Crónicas desde Accionalandia (II)”

Crónicas desde Accionalandia (I)

Mi andadura personal en el camino del autoconocimiento lleva un tiempo detenida en Accionalandia. Es un lugar muy complejo, con sus propias leyes. Las leyes que rigen las acciones, por supuesto. Todas las acciones: las vuestras, las mías, las de todo el mundo, interrelacionándose en un delicado equilibrio. Estudiar y experimentar el significado profundo de la acción es lo que me toca en estos momentos. Continuar leyendo “Crónicas desde Accionalandia (I)”

Ojos que no ven…

ojos que no ven

Una buena amiga me decía hace poco que ya no se pelea con su hijo para que ordene su habitación. Después de unos cuantos años de broncas y malos rollos, ha decidido tirar la toalla y, ahora, cada vez que pasa por delante del cuarto del adolescente, se limita a cerrar la puerta. Me lo comentaba como si fuera un gran logro: “Así, al menos, estoy tranquila.” Y yo, que estoy muy refranera últimamente, me acordé del dicho: ojos que no ven, corazón que no siente.

Continuar leyendo “Ojos que no ven…”

Aprender a caer

aprender-a-caer

Un compañero de chikung me comentó en una ocasión que a los adultos nos aterrorizan las caídas. Precisamente, él, en sus prácticas de artes marciales, se entrenaba para aprender a caer. Le veía rodar por el suelo con la agilidad de la infancia. Me hizo recordar la mía, esas rodillas llenas de moratones, los esparadrapos ocultando los cortes, la frente abombada por los chichones… Pero feliz. La vida seguía.

Continuar leyendo “Aprender a caer”

Aquí y ahora, la eternidad

Disculpadme por utilizar tanto la expresión “aquí y ahora”, pero es que es realmente buena para hablar del instante presente, tanto en términos de espacio como de tiempo.

Ahora debería hablar de qué entiendo yo por “eternidad” y esto es más complejo. Debo confesar que en mi infancia este era un tema que me provocaba una sensación de vértigo. Todo eso de “por los siglos de los siglos, amén…” Cuanto más pensaba en ello más incomprensible me resultaba. ¿Cómo algo o alguien puede existir eternamente? Y, además, ¿no sería eso muy aburrido? Afortunadamente volvía a mis juegos, disfrutando de ese presente auténtico que es la infancia, embebida y gozosa, sin sospechar que lo eterno estaba ya entonces ahí. Continuar leyendo “Aquí y ahora, la eternidad”

El fin último de nuestra vida

El ser humano busca siempre una finalidad en todas las cosas. Todo lo que existe debe servir para algo, todo lo que hacemos debe obedecer a alguna razón. Esta concepción utilitarista  aparece también en la búsqueda del sentido de nuestra existencia. ¿Somos una casualidad en medio del universo o bien nuestra vida obedece a un fin último?

¿Un fin último? ¿Y qué pasa con el resto? Continuar leyendo “El fin último de nuestra vida”

Aquí y ahora en la Tierra

Nacemos, crecemos, vivimos en este planeta. Estamos aquí y ahora en la Tierra. Aquí se desarrolla nuestra existencia física, aquí construimos nuestra vida, aquí creamos nuestra realidad.

Por mucho que avancemos en el camino del autoconocimiento nunca hay que perder el contacto con la tierra. Muchas personas realizan la práctica espiritual buscando escapar de su existencia, olvidando que todo lo que aprendemos y experimentamos en este camino hay que traerlo aquí, a esta vida en este planeta. Continuar leyendo “Aquí y ahora en la Tierra”

Maestro Corazón

El corazón es la clave en el camino del autoconocimiento. Integrar todas las realidades que somos y alcanzar un nivel mayor de conciencia solo es posible desde la maestría del corazón.

¿Cómo se obtiene esta maestría? No desde la mente intelectual y analítica. No desde el egocentrismo separatista. No desde la voluntad ansiosa. Si queremos encontrar la llave que abre el corazón debemos dar un paso más allá de esa programación de supervivencia. Continuar leyendo “Maestro Corazón”