Cómo crear felicidad

Sí, habéis leído bien: cómo crear felicidad. Cada uno de nosotros, independientemente de la circunstancia en la que nos encontremos, podemos hacer algo para crear felicidad en nuestras vidas. Un mínimo gesto puede ser suficiente para empezar a sentirnos mejor y cambiar la inercia de nuestro día a día.

crear felicidad

LOS MOMENTOS DE FELICIDAD

Los momentos de felicidad son todos aquellos que nos hacen sentir alegría y ganas de estar vivos.

Son todas esas vivencias a las que nos entregamos en cuerpo y alma.

Momentos mágicos, en los que parece que el tiempo se detiene y el ego desaparece en la dicha.

Todos nosotros habremos experimentado algo así alguna vez.

Pero puede que las situaciones o personas ligadas a estos momentos hayan desaparecido ya de nuestras vidas. Y creamos que ya no es posible volver a sentir lo mismo.

DESIDENTIFICANDO LA FELICIDAD

Aquí está el primer obstáculo para la felicidad: la identificación.

Hemos identificado la única felicidad posible con esas situaciones o personas. Y si estas ya no están, pues la felicidad se acabó.

Pero la felicidad es un estado de conciencia, no es una situación, no es una relación.

Esta forma de identificación nos resta libertad y empoderamiento.

Resulta que dependemos de cosas o personas para ser felices, para sentirnos bien.

Hemos olvidado que la vida es cambio y que nada permanece.

Por lo tanto, si queremos darle una oportunidad a la felicidad debemos ser flexibles y aceptar los cambios, como os contaba en el artículo Contentamiento: el secreto de la felicidad.

STOP AL VICTIMISMO

Soy partidaria de experimentar todo tipo de emociones. Nuestras reacciones emocionales nos dan muchas pistas acerca de cómo somos y de cuáles son los patrones de pensamiento o creencias que hay detrás de todo ello.

Por lo tanto, también estoy a favor de experimentar la tristeza y de darle espacio para expresarse.

Pero de lo que no soy partidaria es del victimismo y de la queja constante.

Porque yo también he estado ahí. Y nunca me he sentido menos libre y menos empoderada que entonces.

Así que el siguiente paso para crear felicidad en nuestras vidas sería revisar todas aquellas situaciones o relaciones que nos hacen sentir que somos unas víctimas.

Tenemos que dejar de echar balones fuera y comprender que somos responsables de nuestra felicidad. Los primeros responsables.

Y ver qué gestos y acciones podemos emprender para volver a liderar nuestro día a día.

LOS GESTOS DE LA FELICIDAD

¿Cómo podemos volver a reinventarnos?

¿Cómo podemos volver a experimentar la felicidad en nuestras vidas?

Pues empezando con pequeños gestos que rompan la inercia en la que nos encontramos:

  • Cultivando aficiones: aquellas que más amamos, a las que no nos cansa dedicarle horas y horas, porque no nos restan energía, sino al contrario.
  • Emprendiendo un proyecto: puede que tengamos alguna buena idea por ahí que poner en práctica y hacerla llegar a muchas personas afines. Hoy en día hay muchas herramientas para hacerlo. Este blog es un ejemplo.
  • Desarrollando nuestra capacidad artística: la música, la pintura, la danza… todas las artes están ligadas al corazón. Cuando las desarrollas, el corazón se abre. Si te gusta cantar, no lo dudes, apúntate a un coro. Yo estuve un tiempo y salías de los ensayos y conciertos que te podías comer el mundo.
  • Paseando por la naturaleza: los “baños de bosque”, tan de moda, tienen un efecto revitalizante. Hay muchas otros beneficios que te cuento en el artículo 10 consejos para recargarnos de energía.
  • Practicando Reiki: es un método maravilloso para abrir el corazón y volver a conectar con nuestra fuerza interior. Si practicas con regularidad el auto-reiki, avanzarás en el camino del autoconocimiento y sabrás cómo crear felicidad para ti y para todos los que te rodean.

TODOS PODEMOS CREAR FELICIDAD

Yo no os estaría diciendo esto si no me hubiera reinventado a mi misma hace tiempo y tomado las riendas de mi vida.

Ahora, cada día, hago posible ese momento de alegría, de gozo, de felicidad.

Por pequeño que sea, lo agradezco infinitamente.

Y lo disfruto con pasión.

Si la fuente que me lo ha proporcionado desaparece algún día, no importa. Creo en la abundancia del Universo y sé que habrá muchas otras fuentes de donde podré beber.

¿Y vosotros? ¿Qué me contáis? ¿Cuáles son esos pequeños gestos que os proporcionan felicidad? Me encantaría que lo compartierais con todos nosotros. Hacedlo como siempre en el apartado de más abajo que dice “Deja un comentario”.

Os abrazo, María

The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

4 opiniones en “Cómo crear felicidad”

  1. Gracias, es cierto la felicidad tiene que ver mas con las cosas simples pero gratificantes de la vida que las tienen un costo elevado, es triste que muchos consideran que la felicidad tiene que ver con el tener y se olvidan del ser, y lo otro es que no requerimos de otro ser humano de manera dependiente como pareja, amigos, para ser feliz realmente, debemos aprender a ser felices y desde ese punto podemos compartirla con ellos…

    1. Hola Jesús, es verdad, la sociedad nos ha puesto el listón muy alto, pero no necesitamos tanto para ser felices. En mi caso, cuando estoy en la naturaleza o haciendo mis prácticas, me doy cuenta de lo poco que necesito para sentirme bien y en armonía con el entorno. Y en lo relativo a las relaciones, también he aprendido a agradecer la compañía pero, igualmente, la soledad. Porque cuando avanzas en tu crecimiento personal ya no te sientes solo. Siempre puedes contar con tu fuerza interna, que te sostiene y te guía. ¡Gracias por tu comentario! Un abrazo

  2. Siempre te leo, aunque no te deje ningún comentario. Para mí la felicidad es que todos los míos se encuentren bien. Y el cariño y el aprecio de la gente que me rodea, que me demuestran su simpatía aunque yo no crea que hago nada para merecerla, solo ser leal con todos. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *