Cómo mejorar nuestras relaciones con el poder del ahora

Este artículo se podía haber llamado “El poder del ahora” a secas, pero creo que Eckhart Tolle se me adelantó, ja ja. Pero esta frase resume una sabiduría universal que no somos capaces de entender y mucho menos de aplicar a nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, a nuestras relaciones. En este artículo vamos a ver cómo mejorar nuestras relaciones aplicando el poder del momento presente.

mejorar nuestras relaciones

EL TIEMPO NO EXISTE

Para aplicar esta herramienta, el poder del momento presente, tenemos que dar un salto de conciencia y darnos cuenta de que el tiempo no existe.

El tiempo es una convención creada por el hombre.

Es verdad que podemos echar la vista atrás y recordar nuestro pasado. Y también es cierto que podemos imaginarnos en un tiempo futuro (otra cosa es que nuestros planes se cumplan, claro). Eso nos da la sensación de un tiempo lineal que avanza desde el pasado hacia el futuro.

Pero ni el pasado ni el futuro existen. El primero porque ya pasó y el segundo porque no ha ocurrido.

El único instante real es ESTE.

Es el único momento que existe para SER y ACTUAR.

En el AHORA es donde podemos hacer uso de todo nuestro poder. Un poder para decidir cómo vamos a ser y actuar en nuestra vida.

Y, por supuesto, un poder que podemos utilizar para mejorar nuestras relaciones.

ADIÓS AL PASADO

Y ahora voy a citar a otro grande del pensamiento: Jiddu Krishnamurti.

El gran filósofo indio decía que la raíz de los conflictos con nuestras relaciones se hallaba en las diferencias del pasado que no terminaban de resolverse. Una a una iban creando un poso  que volvía a ser arrojado, vomitado, en cada nueva discusión.

Krishnamurti decía que si cada día pudiésemos ver a la otra persona como la vimos la primera vez, libre de las cargas del pasado, nuestros problemas desaparecerían.

Este “milagro” es posible, pero precisa de una apertura total del corazón. Cuando el corazón, mediante técnicas como la Meditación o Reiki, se abre así, podemos amar incondicionalmente.

Y el pasado deja de tener poder sobre nosotros.

Pero, mientras el corazón se abre, ¿qué podemos hacer?

Pues aplicar el poder del momento presente.

Y decidir, aquí y ahora, si vamos a reaccionar de la misma manera que siempre o podemos elegir otra alternativa.

Decidir si vamos a ser reactivos o proactivos.

MENTE PROACTIVA VERSUS MENTE REACTIVA

Somos reactivos si nos dejamos llevar por la inercia de nuestras reacciones, detrás de las cuales están los viejos patrones de pensamiento, los miedos y las creencias limitantes que hemos forjado a través de los años.

Somos proactivos si decidimos elegir la reacción consciente que genere menos distorsión con nosotros mismos y con nuestro entorno. Al disminuir la tensión, somos capaces de centrarnos en buscar soluciones en vez de dejarnos llevar por la queja o por el victimismo.

De esto ya os hablé ampliamente en el artículo Mente proactiva versus mente reactiva. Echadle un vistazo si queréis.

ADIÓS AL FUTURO

Otro de los problemas con nuestras relaciones: los planes de futuro.

Cómo nos complicamos la vida, cómo nos agobiamos con los planes de futuro.

Las discusiones son constantes. Y es normal. Porque es difícil coincidir al cien por cien  con alguien en lo que queremos hacer con nuestras vidas.

Y en el caso de las relaciones de pareja, no os quiero contar.

El problema es que perdemos muchas horas de nuestra vida en inútiles discusiones sobre el futuro.

Y al hacerlo, nos estamos perdiendo el presente.

¿Por qué digo que son inútiles estas discusiones? ¿Es que no es necesario planear exhaustivamente nuestro futuro? Pues no.

Está bien tener claridad sobre la trayectoria a seguir. Pero esta claridad sucede en el momento presente. Está ahí para ratificarnos en nuestra posición. “Sí, esto es lo que quiero AHORA”.

Pero nunca nos podrá asegurar que dentro de un año seguiremos donde estamos en este momento.

Así que, ¿por qué agobiarse?

El poder del momento presente nos dice que disfrutemos de lo que ahora tenemos y le saquemos todo el partido posible.

Y si nuestra intuición nos dicta, en un determinado momento, que podemos dar un paso más allá, un paso que signifique un mayor compromiso, hagámoslo. Con la tranquilidad de que es una decisión correcta en el AHORA pero que puede cambiar en el futuro, si la Vida así lo exige.

CÓMO MEJORAR NUESTRAS RELACIONES

Así que ya tenemos claro que si queremos mejorar nuestras relaciones tenemos que empezar por ser menos reactivos y más constructivos.

Y liberarnos de la carga del pasado y de las expectativas por el futuro.

Tomar esta decisión AHORA nos está dando muchísimo poder.

Porque somos más libres.

Ya no estamos dominados por los resentimientos del pasado.

Ya no estamos preocupados por lo que pasará en un futuro.

Somos libres de expresar nuestra verdadera esencia y dejar que nuestras relaciones puedan expresarse también, sin miedo.

Pero recordad: esto no asegura el futuro. No podemos saber qué va a traernos la vida.

Lo que asegura es el PRESENTE.

Y, como diría George Clooney: “What else?”

¿Qué opináis de todo esto? ¿Seríais capaces de aplicar el poder del ahora… AHORA mismo? Estad atentos y a la primera discusión con vuestra pareja elegid reaccionar de una manera proactiva… ¡Y no os olvidéis de contármelo!

The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

4 opiniones en “Cómo mejorar nuestras relaciones con el poder del ahora”

  1. Gracias por éste mensaje, evidentemente el único momento en que tenemos el poder de actuar es el presente.
    Vivir anclado al pasado solo nos resta energías y el futuro sera el fruto de lo hagamos en el aquí y el ahora…
    Bendiciones.

  2. María, cuanta razón tienes y cuánto cuesta a veces algo que parece tan sencillo como es disfrutar y aprovechar el presente.
    A medida que profundizo en mi y trato de estar más presente me doy cuenta de todo lo que cargo.
    A veces la rutina me hace entrar en automático y justo es en ese momento cuando surgen las dificultades.
    Voy a grabarme eso de ver al otro como la primera vez porque estoy segura de que me va a ayudar mucho.
    Un millón de gracias
    Llegan siempre tus palabras en el momento preciso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *