Cómo dirigir la energía vital

La práctica de métodos como Yoga, Chikung, Reiki, van aumentando la calidad y la cantidad de nuestra energía vital, también llamada en otras tradiciones prana, chi o ki. Con el tiempo podemos aprender a dirigir la energía vital a través de nuestra concentración interna. Porque la energía sigue siempre al pensamiento.

dirigir la energía vital

EL CUERPO DE ENERGÍA

Percibir nuestra energía vital es sencillo cuando empiezas a practicar alguno de los métodos mencionados.

La primera sensación que tuve yo de mi cuerpo de energía fue en la iniciación de Reiki Nivel 1. Fue algo así como un suave cosquilleo en la coronilla. Después de eso he experimentado muchas otras sensaciones, a través de las cuáles fui recorriendo mi cuerpo de energía e identificando cada uno de sus principales centros.

No voy a hablaros de esto, porque ya tenéis muchos artículos sobre el tema. Hoy quiero centrarme en cómo dirigir la energía vital para:

  • Mejorar nuestra salud y fortaleza.
  • Liberar nuestros nudos emocionales.
  • Incrementar el poder mental.

CONTACTAR CON EL FLUJO DE ENERGÍA

Pero, antes de esto, tenemos que aprender a contactar con nuestro flujo de energía. Para ello, todos los días podemos dedicar 10 minutos a observarnos en silencio.

Con el ojo de la mente podemos recorrer nuestro cuerpo, tomando nota de las sensaciones que experimentamos en cada zona.

Probablemente nos daremos cuenta de que hay zonas en las que notamos una mayor presión. Eso se debe a la acumulación de energía vital y suele corresponder a los órganos y a las glándulas de nuestro cuerpo. Precisamente ahí, es dónde se encuentran los centros de intercambio energético más importantes.

DIRIGIR LA ENERGÍA VITAL

Una vez que hayamos conectado con el flujo de energía nos daremos cuenta de una cosa curiosa: allí donde ponemos la atención, ponemos la energía.

¿Qué quiere decir esto? Pues que al concentrarnos sobre una zona la sensación energética se incrementa. Y si la sensación energética es mayor es porque, evidentemente, hemos dirigido hacia allí el flujo de energía vital.

Al principio débilmente, después de forma moderada y, más tarde, contundentemente, podemos comprobar cómo esto es cierto.

Y cuanto más lo hagamos, más fácil será conseguir dirigir la energía vital.

Con el tiempo, será instantáneo.

MEJORAR NUESTRA SALUD Y NUESTRA FORTALEZA

Si queremos mejorar nuestra forma física e incrementar nuestra energía vital tenemos que dirigir nuestra concentración a un punto situado unos tres dedos por debajo del ombligo.

Este centro es el famoso Dan Tien de las artes marciales. Ahí reside nuestro depósito de energía vital.

Llevando nuestra atención a esta zona durante unos minutos cada día conseguiremos mejor salud y fuerza física.

LIBERAR NUESTROS NUDOS EMOCIONALES

Si llevamos la atención ahora a la zona comprendida entre la punta del esternón y el ombligo, conocida como el plexo solar, podemos contactar con nuestras emociones. En ocasiones, podemos encontrarnos con algunos bloqueos generados por ciertas impresiones del pasado que están impidiendo el flujo de energía vital.

La concentración energética en esta zona ayuda a liberar algunos de estos nudos emocionales. No es tarea fácil y a veces es mejor realizarla bajo la supervisión de un Maestro, como ocurre en el Nivel II de Reiki. Con el soporte del Maestro, los bloqueos emocionales pueden ser aceptados y trascendidos a la luz de un mayor entendimiento.

INCREMENTAR EL PODER MENTAL

En el espacio comprendido entre nuestras cejas se haya el centro energético frontal o tercer ojo.

Si ponemos la atención y la energía vital en este punto desarrollaremos nuestra concentración, que es la puerta de la Meditación.

También incrementaremos la intuición, el verdadero tercer ojo que nos proporciona una visión más allá de lo obvio y nos permite conectar con la sincronicidad en nuestras vidas.

Esta práctica ayuda a liberar nuestros límites mentales y a abrirnos a los infinitos matices de la Vida y del Universo.

Me encantaría que me contarais vuestras experiencias al respecto. Tanto si ya habéis conectado con las sensaciones o el flujo energéticos, como si lo empezáis a poner en práctica ahora, compartidlo con todos nosotros. ¡Venga!

Os abrazo, María

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

8 opiniones en “Cómo dirigir la energía vital”

  1. Muchísimas gracias María por todos tus aportes , voy a hacer eso que comentas de dirigir la energía con concentración en esos puntos. Me parece super interesante ya te comentaré cómo me va con ello he tenido hace poco una fractura de muñeca y también estoy investigando a través de la meditación y del universo que ha sido que me ha pasado con esa ruptura de muñeca porque sé que habido un desequilibrio en mi físico o en mi mente y quiero saberlo estoy en ello. un abrazo

    1. Hola Esther, se trata de ejercicios de concentración mental, lo que también se llama visualización. Esta técnica también se usa en Reiki a distancia, como ya sabrás.
      Cuando nos hacemos conscientes de la energía vital y de cómo funciona, podemos dirigir su flujo. Al principio, de forma rudimentaria. Según vamos avanzando conseguimos más aciertos. Lo importante es estar abierto y no ponernos límites mentales. No podemos pretender que algo funcione si interiormente estamos convencidos de lo contrario.
      Con respecto a lo que me cuentas de la muñeca, solo un apunte: esa zona está relacionada con la entrega, con la renunciación.
      Espero que te mejores pronto. Un abrazo

      1. hola María no sé muy bien lo que me quieres decir con la entrega o con la renuncia no sé si es que no me entrego mucho o no renuncio a cosas que debería de renunciar en fin estaré más pendiente de lo que me has dicho sólo comentarte que si hace mucho tiempo que no me hago reiki a mi misma me puedo o puedo hacer esas concentraciones que tú estás hablando en tu artículo en los… No tiene nada que ver no? puedo hacer perfectamente ésta, sin haber hecho una limpieza o equilibrio de chakras? Gracias por responderme un abrazo

        1. Hola Esther, como te he comentado, este es un ejercicio de visualización muy simple que puedes encontrar en muchos métodos. No es necesario, pero si deseas hacer antes otras prácticas como las que refieres, no hay problema. Un abrazo

      2. Buenos días Maria solamente era para comentarte si tenía que visualizar esos lugares que dices del cuerpo tal como yo los tengo o simplemente sentirlos gracias un beso

        1. Buenos días Esther, solo hay que cerrar los ojos y llevar la atención a esos puntos. Se puede visualizar la zona en cuestión en la mente. El objetivo es llegar a sentir cada punto y permanecer ahí en quietud unos minutos. Un abrazo

  2. Este artículo me ha venido como anillo al dedo porque realmente hace unos días pensé que solo con una mano que tengo ahora activa que es el brazo izquierdo no podía darme reiki eso era lo que pensaba después me di cuenta que con una mano si podía dármelo pero al mismo tiempo leí este artículo en el que describes como haces concentración o visualizas tres puntos importantes en nuestro cuerpo físico por eso digo que este artículo me ha venido como llovido del cielo o dijéramos que el universo me lo ha puesto cuando yo estaba buscando una respuesta .
    De nuevo gracias Maria, cuando lleve un poquito de tiempo practicando estas concentraciones te diré cómo me está yendo no te preocupes .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *