Contentamiento: el secreto de la felicidad

¿Qué es la felicidad? ¿Vivir una vida estupenda, en la que el menor capricho se cumple? ¿Tener a nuestro lado a la persona amada y que nos corresponda? ¿No tener que preocuparse por la salud? Sí, la felicidad suele identificarse con dinero, amor y salud a tope, es decir, con no tener problemas en ninguna de esas tres áreas. Pero eso no es la felicidad. La felicidad no es una situación de vida. La felicidad es un estado de ánimo. Y me he dado cuenta de que lo importante para ser feliz no es que te vaya de lujo. Lo importante es tener contentamiento.

contentamiento

¿QUÉ ES EL CONTENTAMIENTO?

Pues depende. Si miras en el diccionario, contentamiento es sinónimo de contento, alegría, satisfacción. Y yo me quedo con eso.

Pero para mucha gente, contentamiento tiene connotaciones negativas. Contentamiento significa que no voy a aspirar a más. Que me conformo. Y conformarse no cuadra en nuestra competitiva y consumista sociedad occidental en la que forzosamente tenemos que ser los mejores y tenerlo todo.

No, no podemos contentarnos con lo que somos, con lo que tenemos. Aunque nos dejemos nuestra preciosa vida en el intento, tenemos que aspirar a más.

El caso es que muchos de nosotros hemos estado ahí. Nos hemos creído esa historia. Y hemos luchado hasta desgastarnos física y emocionalmente. ¿Hemos sido felices en algún momento? Lo dudo.

EN CADA CRISIS SE ESCONDE UNA OPORTUNIDAD

Cómo os decía, me quedo con los sinónimos de contentamiento: alegría y satisfacción. No, no estoy mal de la cabeza. Contentamiento no significa que me vuelva loca de contento una situación desagradable. Contentamiento es que la acepto. Y que trato de ver el lado positivo a la situación.

Porque sí, en cada situación, por muy negativa que nos parezca, hay algo positivo. Es la semilla que nos llevará desde lo más oscuro a lo más luminoso, como os contaba en Principios Universales: Ley de Polaridad. Es lo que llamamos oportunidad. Ya sabéis esa frase de que en cada crisis se esconde una oportunidad. Pues bien, es cierto.

Pero para entender esto hay que haber andado un buen trecho del camino del autoconocimiento y comprender que la vida es movimiento, que nada permanece, que todo se transforma y que tenemos que ser muy flexibles si queremos sacarle partido a la existencia.

SACARLE PARTIDO A LA EXISTENCIA

Contentamiento no es estar mano sobre mano aguantando el chaparrón. Se trata de conocernos y saber qué es lo que podemos exigir a la vida y qué no.

Creo que ya os he contado que en I Ching se dice: Lo que a uno le pertenece, no puede perderse. Es decir, lo que nos corresponde por destino nos va a llegar, quizá no ahora cuando nosotros lo queremos, quizá más adelante cuando verdaderamente lo necesitemos.

Me he dado cuenta de que cuando se practica el contentamiento la vida no resulta tan dramática. Ya sabéis esa frase de hacer un drama de cualquier cosa… Pues no, ya no es así. La vida parece que ha aligerado su carga o que te golpea con menos dureza. Pero, en realidad, es que ya no entramos al trapo. Estamos más ocupados en encontrar soluciones que en protestar, quejarnos o seguir manipulando para conseguir aquello que queremos.

Buscamos nuevas rutas. Buscamos nuevos agentes mediadores. Desde el contentamiento es fácil, porque hay claridad. No estamos cegados por la ira o por el victimismo. Y confiamos en la abundancia del Universo.

Así que vamos a poner algunos nuevos sinónimos a contentamiento: aceptación, pensamiento positivo y confianza. ¿Eso no se acerca bastante a la felicidad? Yo diría que sí.

Os abrazo, María

¿Queréis compartir vuestras experiencias al respecto? Hacedlo más abajo, donde dice: “Deja un comentario”.

Imagen: Pixabay. StockSnap

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

2 opiniones en “Contentamiento: el secreto de la felicidad”

  1. Felicidad es contentamiento y positividad ante todo lo que nos sucede. Ver siempre el lado bueno de las cosas y no empeñarnos en sacar lo negativo y hacer de lo blanco negro, o, por lo menos, marrón oscuro. Te abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *