Cuestión de fe

Habréis oído ese dicho de que la fe mueve montañas. Pues bien, después de explorar las Leyes del Universo, los Principios de la acción y la no acción, la Programación genética y ancestral con la que venimos al mundo, las Fortalezas y Debilidades que nos definen, la contundente influencia de nuestro Subconsciente en nuestras elecciones y decisiones y de constatar que todo esto domina profundamente nuestras vidas… he llegado a la conclusión que la única forma de sobreponernos a lo que nos viene encima es cuestión de fe.

cuestion de fe

SABIDURÍA PARA COMPRENDER LAS CAUSAS

El camino del autoconocimiento te ofrece sabiduría. Y no solo teórica, sino también práctica. Cuando empezamos a comprender el colosal entramado del cual nuestra existencia forma parte y las profundas leyes que rigen el Universo nuestra vida se vuelve un libro abierto. Bien es verdad que con algunos párrafos farragosos y unos cuantos capítulos a los que no les vemos el fin, pero empezamos a darnos cuenta de algunas de las causas que determinan nuestro devenir por este mundo.

Cielo y Tierra son nuestros padres cósmicos. Sus energías entrelazadas dominan nuestras vidas, de tal manera que hasta nuestro nacimiento, en un momento y un lugar determinados, no es casual. Con precisión matemática, las coordenadas del legado con el que venimos al mundo nos van a situar en la pista de salida de un futuro acorde a nuestro destino.

ATRAPADOS EN LA RED

Y, como os decía, cuando la Vida nos ofrece en carne propia la sabiduría que necesitamos para comprender por qué se están bloqueando algunos aspectos de nuestra existencia, corremos el riesgo de sentirnos atrapados por la contundencia de la programación en la que nos hallamos inmersos y ser incapaces de seguir adelante.

La tradición dice que la sabiduría nos hará libres. ¿Os acordáis de la inscripción en el frontón del templo de Apolo en Delfos: “Conócete a ti mismo”? Sí, el conocimiento es necesario pero es también una dura prueba, porque no nos permite mirar hacia otro lado. Ya no tenemos la excusa de la ignorancia. Con la mirada fija hemos de enfrentarnos a nuestro destino.

CUESTION DE FE

Y, de repente, nos damos cuenta de que hemos vuelto al punto de partida.

Comenzamos este camino con el corazón abierto, gozo y confianza. Y todas las puertas se abrieron. Una vez más, se trata solo de eso. Se trata de desterrar la duda y el miedo y restaurar la inocencia y la quietud. Hacer nuestra práctica con perseverancia, estar atentos, esperar el momento oportuno para actuar, hacer las cosas lo mejor que sabemos, escuchar y escucharnos.

Todos los que estamos en el camino del autoconocimiento vamos a atravesar esta etapa, la noche oscura del alma. La forma de salir victoriosos de ella es aceptarla pero sin dejar que nos atrape. La confianza en nosotros mismos y en el camino que hemos emprendido es la única llave que puede abrirnos otras puertas.

Solo es cuestión de fe.

Os abrazo, María

¿Queréis compartir vuestras experiencias al respecto? Hacedlo más abajo, donde dice: “Deja un comentario”.

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *