Ritual antes de la Sesión de Reiki

Voy a dar una Sesión de Reiki. Primero, acondiciono la sala. Y me ayudo del agua, del viento, de la madera, de la tierra y del fuego. Friego suelos y repisas. Abro las ventanas y dejo que el aire corra. Lavo los cristales de cuarzo, si así lo siento, y los llevo a la terraza para que se llenen de sol. Enciendo madera olorosa para que el humo acaricie sutilmente la estancia y, finalmente, prendo una vela. Después me lavo y me pongo ropa limpia. Y, entonces, me siento, cierro los ojos y medito.

ritual antes de la sesión de reiki

Me he dado cuenta de que toda esta serie de tareas se ha convertido en un ritual. Cada gesto tiene significado, cada gesto está medido. No es nada extraordinario, pero para mí es importante porque esta preparación externa es, en realidad, una preparación de mi interior. El ritual me permite poner un punto y aparte en el ritmo diario. Concentrar mi atención. Hacerme disponible. El ritual me purifica y me coloca en mi sitio. Al mismo tiempo, me abre a lo que me rodea.

UN GESTO DE RESPETO

El ritual es también un gesto de respeto. Respeto no sólo por la persona que va a venir sino por todo lo que acontece, todo lo que se pone en marcha a lo largo de la Sesión de Reiki. Apertura, entrega, conexión, armonización y equilibrio. Fases del sagrado camino del autoconocimiento y la alineación de cuerpo, mente y espíritu. Momentos de suprema conexión, en el que el tiempo y el espacio se desvanecen y la concentración da paso a la intuición, nuestra sabiduría interna.

LA PREPARACIÓN DE UNA FIESTA

El ritual es, asimismo, un momento gozoso, similar a los preparativos de una fiesta. Las velas, las flores o el incienso, son un homenaje de esta dimensión terrena a la dimensión espiritual, una ofrenda en la que se quiere conectar lo más bello y puro de aquí con la Belleza y Pureza que intuimos cuando la conciencia se expande y nos alineamos con la Inteligencia Universal.

RITUAL NO ES SUPERSTICIÓN

Pero, aún cuando disfruto de estos momentos, sé que no significan nada si no trascienden el mero gesto externo y se convierten en un gesto interno. Ritual no es superstición. Ritual es orden. Purificar la mente, abrir el corazón y estar dispuestos en cada ocasión en que nuestra actuación es requerida, ese es el auténtico ritual, la verdadera preparación.

Os abrazo, María

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

3 opiniones en “Ritual antes de la Sesión de Reiki”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *