Principios Universales: Ley de Vibración

Continuamos con la serie sobre los Principios Universales y hoy vamos a hablar de la Ley de Vibración.

“Todo se mueve, todo vibra”, nos dice la Ley de Vibración. Todo el Universo, desde la energía más sutil hasta la más grosera forma de materia, vibra.

ley de vibración

Esta Ley, enunciada hace miles de años, ha sido definitivamente demostrada por la ciencia moderna y sus estudios sobre la materia, la energía y las frecuencias de vibración. La densidad de la materia, por ejemplo, depende de su frecuencia vibratoria. Cuando la vibración es baja, la densidad es mayor. Cuanto mayor es la vibración, la materia va haciéndose cada vez más sutil, hasta desaparecer de nuestra vista. Es lo que sucede con los gases que respiramos, no los vemos, pero están ahí.

La Ley de Vibración nos ayuda a entender un Universo donde la materia cede su protagonismo y nos hace ver que somos mucho más que un cuerpo físico. Te lo contaba en este artículo Somos energía. Vuélvelo a leer, para repasar las distintas dimensiones que nos conforman y cómo precisamos de una determinada vibración para tener salud mental y psíquica.

Una vez establecidos en esa frecuencia saludable, los que seguimos el sendero del autoconocimiento utilizamos técnicas y métodos para aumentar nuestro grado de vibración y ampliar nuestra conciencia. ¿Cuál es el resultado? La apertura, en todos los frentes, una mayor capacidad de discernimiento, el aumento de la intuición, la superación de barreras mentales dictadas por el subconsciente… Este proceso lleva a dar un salto de gigante en nuestro crecimiento personal.

La Ley de Vibración nos habla también de un Universo siempre cambiante. No hay nada permanente, todo cambia. Llevar este principio a nuestras vidas es fundamental para permitir el cambio y no estancarnos. El estancamiento produce automáticamente un descenso de la vibración. El tiempo mismo parece densificarse y todo resulta pesado y odioso. Cuando no permitimos el cambio en nuestra vida, empezamos a envejecer, a enfermar. Estamos yendo en contra de la naturaleza de las cosas, hemos decidido aparcarnos y aprisionar entre nuestras manos aquello que no queremos dejar escapar, por miedo, por apego, por avaricia. Somos avaros si no soltamos lo que tenemos ahora, pensando que la vida no nos va a dar otra oportunidad. Hay que recuperar la fe en la vida.

A menudo sentimos que no avanzamos, que siempre vivimos situaciones repetitivas… Aquí hay que aplicar la Ley de Vibración y ponernos en marcha. Cualquier pequeño movimiento, cualquier mínimo cambio en nuestra forma de enfocar la vida puede abrir las puertas a miles de oportunidades que se agolpan en nuestra entrada. Échale un vistazo a este artículo: Movimiento y Cambio.

El Bághavad Gitá dice que siempre hay que preferir la acción a la no acción. Esto no quiere decir que tengamos que lanzarnos a la acción indiscriminada. No, nuestras acciones tienen que servir a nuestro propósito de vida. Y a medida que avancemos en nuestro autoconocimiento, más conscientes seremos de esto. Pero, lo que es evidente, es que hemos venido a este mundo a actuar y a ser los protagonistas de nuestra vida. De nosotros depende la decisión de lucirnos en el escenario o quedarnos entre bambalinas.

Os abrazo, María

(Muy relacionada con la Ley de Vibración, es la Ley de la Atracción. Te cuento sobre ella en este artículo: La Ley del Espejo).

Imagen Wikimedia Commons

Lee el siguiente Principio Universal: Ley de Polaridad

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

Una respuesta a “Principios Universales: Ley de Vibración”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *