Principios Universales: Ley del Mentalismo

Con la Ley del Mentalismo, comienza hoy una nueva serie de artículos destinados a explorar los Principios Universales, las leyes por las que se rige el ordenamiento del Universo. Son normas que están por encima de las leyes humanas y que, queramos o no, nos afectan. No es posible sustraerse a los Principios Universales. Así que más vale que empecemos a conocerlos, porque ya sabéis que “la ignorancia de las leyes no exime de su cumplimiento”.

ley del mentalismoLa Ley del Mentalismo nos dice que en el Universo todo es mente, es decir, que todo lo que existió, lo que existe y lo que existirá es un producto de la mente universal, incluyéndonos a nosotros. En algún momento, esta realidad en la que vivimos fue pensada o imaginada. Puede que, incluso, siga pensándose y construyéndose sobre la marcha, si es verdad que existen infinitas realidades paralelas.

Este es un tema apasionante pero mejor vamos a aterrizar, vamos a ser prácticos y a ver cómo podemos sacarle partido a la Ley del Mentalismo.

Si todo es mente, si todo es susceptible de ser pensado, entonces: ¡Eureka! ¡Hemos encontrado la varita mágica para hacer realidad lo que deseamos! Porque el ser humano es un ser pensante. Nosotros co-creamos, junto con la mente universal, nuestra realidad. Al igual que para construir un objeto, el diseñador primero tiene la idea, luego hace los bocetos y finalmente los planos, así nosotros vamos ideando nuestra vida. Nuestras acciones son fruto de nuestros pensamientos. Así que, puestos a crear ¿por qué no buscar la armonía en nuestras vidas?

Y esto es muy interesante, porque según sea nuestra forma de ver la vida, podremos vivir con más tensión o menos. Ojo: no estoy diciendo que si somos positivos y optimistas no vamos a tener problemas; no, digo que, sin lugar a duda, vamos a enfrentar los problemas con menos tensiones. Por tanto, vamos a ser menos infelices. Y vamos a generar menos caos.

Por otro lado, la varita mágica no nos ha sido dada para que hagamos lo que nos dé la gana, aunque como existe el libre albedrío, por supuesto, podemos hacerlo y, de hecho, lo hacemos, a la vista de como está el planeta. El poder de nuestra mente es inmenso, pero de nosotros depende cómo emplearlo. 

La Ley del Mentalismo nos ayuda a entender el universo mental y a emplear sus leyes para vivir más conscientemente. El objetivo es abandonar la ignorancia que nos hace vivir en la inercia o zarandeados por el destino. Todo está bajo el dominio de la mente, así pues, podemos empezar a poner los cimientos para construir la realidad que necesitamos.

El autoconocimiento nos enseña a crear en nuestras vidas desde una mayor presencia y responsabilidad. Este ejercicio consciente generará la realidad que nos es necesaria para avanzar en nuestro crecimiento personal. 

Os invito a explorar en vuestro interior y a preguntaros cómo aplicaríais la Ley de Mentalismo a vuestra vida. ¿Qué realidad queréis crear… o descrear? No os olvidéis de comentarlo más abajo.

Os abrazo, María

Imagen: Wikimedia Commons

Lee el siguiente Principio Universal: Ley de Vibración

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

6 opiniones en “Principios Universales: Ley del Mentalismo”

  1. Amor, armonía, abundancia, paz interior, contento ! Esa es la realidad que quiero crear en mi vida y en el mundo ..!
    Gracias María por tus estupendos mensajes.
    Un abrazo de luz

    1. Hola Rocío, maravilloso, enfócate en ello, persevera y no cierres nunca tu corazón, pase lo que pase en tu vida. La conexión mente-corazón es la que nos da “las alas” y hace posible transmutar la realidad (aunque a veces parezca imposible). Un abrazo.

  2. Pingback: Cuestión de fe -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *