La visión interior

Ver más allá de los sentidos. Más allá de los límites físicos y mentales. Ver, en el sentido de percibir, de intuir, de reconocer. Desarrollar la capacidad de ir más allá de la apariencia de las cosas y penetrar en las regiones oscuras y mistéricas de nosotros mismos. Y escuchar.

la vision interior

Todo aquello que se nos revela mediante esta visión lúcida lo hace de forma tan nítida y clara que es como si lo estuviéramos viendo con los ojos físicos. Por eso lo llamamos la visión interior.

Las antiguas tradiciones nos dicen que para desarrollar esta visión interior tenemos que activar el sexto centro energético o chakra frontal. Está situado en el centro de la frente, entre las cejas y por eso es también llamado el tercer ojo.

Despertar y desarrollar este chakra ha sido la ambición de todo aquel que desea un mayor poder mental. Pero, la activación de nuestra visión interior no es armónica si se hace desde la voluntad imperiosa del ego.

chakra-frontal-corazonSólo en conjunción con un chakra cordial abierto podemos despertar la visión de la mente superior. El chakra corazón nos proporciona la comprensión holística de la realidad y reduce la separación entre nosotros y el universo. Nos abre a la intuición, a la confianza incondicional y a la pura alegría. Desde esta entrega, los centros superiores pueden abrirse y desarrollarse armónicamente.

La visión interior nos permite asomarnos al mundo con otra mirada, más allá de las fronteras y condicionamientos de nuestros pensamientos y creencias. La mente se convierte en nuestra aliada y deja de boicotearnos, para trabajar en sinergia con todos los planos del ser en pro del desarrollo y la expansión de nuestra conciencia. La claridad arrolladora de la visión interior destruye las dudas y miedos que nos anclan y nos descubre cómo realmente somos y cómo debemos actuar. Así, el pensamiento, libre de ataduras, se materializa en la creación de una realidad coherente con nosotros y armónica con aquello que nos rodea.

En una dimensión más profunda, la visión interior nos permite el acceso a información velada acerca de los procesos y leyes del Universo y de la Vida. Una conciencia flexible, versátil, ilimitada e integradora despierta paulatinamente a todo lo manifestado e inmanifestado, todo lo conocido y desconocido.

En el camino del autoconocimiento, la visión interior es clave para tomar consciencia de lo andado y de lo que está por llegar. Como si de la visión de un halcón se tratara, nos facilita la perspectiva necesaria para situarnos en el momento concreto de nuestra andadura, desechar lo que ya no nos sirve, fijar los próximos objetivos y dar los pasos necesarios para avanzar.

Pura belleza, pura armonía, puro gozo de conocer y reconocernos. Eso es la visión interior.

Os abrazo, María

Imagen: Brow Chakra Rajasthan. Siglo XVIII. Wikimedia Commons

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

3 opiniones en “La visión interior”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *