Maestro Corazón

El corazón es la clave en el camino del autoconocimiento. Integrar todas las realidades que somos y alcanzar un nivel mayor de conciencia solo es posible desde la maestría del corazón.

¿Cómo se obtiene esta maestría? No desde la mente intelectual y analítica. No desde el egocentrismo separatista. No desde la voluntad ansiosa. Si queremos encontrar la llave que abre el corazón debemos dar un paso más allá de esa programación de supervivencia.

chakra corazón

En el campo energético humano, el corazón es el cuarto chakra, el punto de encuentro entre las energías más ligadas al mundo físico y aquellas que nos conectan con nuestra mente superior. Si queremos tener acceso a esta dimensión evolucionada de nosotros mismos debemos cultivar la entrega y el amor incondicional pues paralelamente al desarrollo del chakra corazón se desarrollan las facultades de los chakras superiores.

Cuando abres la puerta del corazón y te adentras en su morada, la alegría y el gozo que sientes es indescriptible. La sensación física es real en el centro del pecho, como si la energía del corazón estuviera colmándose y expandiéndose al mismo tiempo. Cuando vives esta experiencia, nada ni nadie permanece indiferente, pues tu dicha es manifestada en tus pensamientos y acciones. Es un momento altamente creativo, donde el miedo, la duda o el egoísmo no tienen cabida.

Posteriormente, esa energía refinada continúa su viaje hacia los centros superiores, abriendo caminos a la comunicación, la intuición y el desarrollo de la conciencia. Este viaje es largo, quizás más largo aún que aquél que nos ha llevado al corazón. Pero ahora contamos con este Maestro amoroso, generoso, que siempre está ahí cuando volvemos hacia él nuestra mirada.

Nos permitirá caminar primero de su mano y el camino será alegre y confiado. Más tarde, soltará nuestra mano con suavidad y caminará unos pasos por delante de nosotros y habremos de afanarnos para no perder el ritmo ni distraernos por el camino. Un día desaparecerá en una curva del sendero y ya no quedarán más que sus huellas marcadas en la tierra. Colocaremos nuestros pies con cuidado, dentro de sus huellas, y seguiremos la marcha, con la esperanza de volverlo a encontrar más adelante. Quizás caiga la noche, la noche oscura del alma, y todo rastro de él parezca que se ha borrado. Habrá que detenerse y conectar con la huella profunda e indeleble que por siempre permanecerá en nuestro interior y, una vez sosegados y reconfortados, continuar nuestro camino.

Este Maestro sabe lo que se hace. Él nos pone en el camino, nos alienta y nos da las directrices. Más tarde parece retirarse. Permite que nosotros mismos nos cuestionemos y nos pongamos a prueba y sigamos depurando resistencias y bloqueos que nos impiden avanzar todo lo deprisa que deseamos. Pero jamás nos abandona. Simplemente se ha adelantado un poco, para preparar nuestra llegada.

Hace poco me ha dicho: “Tú ya sabes el camino que lleva a dónde yo voy”.

Os abrazo, María

(¡Cumplimos 100 artículos!)

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

8 opiniones en “Maestro Corazón”

  1. Qué preciosa y acertadísima descripción de los caminos del corazón. Cómo nos acompaña para que avancemos…Y cómo de repente, parece que nos abandona, cuando en realidad nos espera en otro tramo del camino, mucho más bello del que hasta ahora hemos andado. Y mientras caminamos, a veces nos sentimos abandonados y flaquean nuestras fuerzas. Es la noche oscura del alma. La luz está ahí, a la vuelta. Sólo hay que seguir y creer, creer, creer …Y entonces …El corazón vuelve a crear.
    Muchas gracias por tus claros y maravillosamente escritos artículos.
    Un abrazo de luz
    Rocío

    1. La noche oscura del alma es, en verdad, el mejor regalo que la Vida te puede hacer. Pero es algo difícil de comprender y de asumir. Rendición y entrega son necesarias. Un abrazo.

  2. Hermoso!!!…. Esa es la naturaleza de nuestro corazón, sólo hay que aprender a escucharlo con atención, él es quien nos indica el camino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *