Integridad, sin miedo al rechazo

¿Cómo hacer para actuar de manera íntegra, sin miedo a ser rechazado por los demás?

Esa es una de las preguntas que nos hacemos en el camino del autoconocimiento, ese sendero que, aparentemente, nos lleva muy lejos para, finalmente, devolvernos al encuentro con nosotros mismos.

integridad miedo al rechazo

En el trayecto, y no podría ser de otra manera, vamos soltando equipaje, ese al que nos aferrábamos al principio, considerándolo imprescindible, y que luego ya no nos es tan necesario. Me refiero a las máscaras, los escudos, las armas, creados desde el minuto uno de nuestra vida para asegurar nuestra supervivencia y que conforman nuestra forma de interactuar y relacionarnos con los demás. Esta “forma de ser” es la imagen que transmitimos de nosotros mismos, nuestra personalidad social, a la que nuestro entorno (familiar, laboral, social) está acostumbrado. Es cómodo que sigamos siendo así. Lo incómodo, lo que sobresalta, lo que desata la alarma, es que cambiemos.

Y eso es lo que a veces sucede cuando el ser ficticio comienza a derrumbarse y contactamos con nuestra verdad interna, liberándonos de trabas propias y ajenas, impulsándonos a ocupar el lugar correcto y a seguir el propio camino. Entonces, puede que experimentemos el rechazo y la hostilidad por parte de los que nos rodean, incluso de los seres más queridos. ¿Cómo mantener la integridad bajo tamaña presión?

Al principio, por nuestra parte puede surgir el enfrentamiento. Necesitamos pelear con uñas y dientes cada centímetro de nuestro recién reconquistado reino. Vamos a gastar mucha energía en “explicarnos” y tratar de convencer a nuestros detractores. En realidad, lo que estamos haciendo es auto-convencernos a nosotros mismos de que el cambio es adecuado. En el momento en que sintamos que no tenemos que dar más explicaciones habremos dado un gran paso, ya que nuestra realidad interna estará comenzando a alinearse con nuestra realidad externa.

En esta fase, cuando comenzamos a ocupar nuestro puesto y nos asomamos a nuestra misión de vida, debemos desapegarnos de lo que nos rodea y limitarnos al cumplimiento de lo que nos dicta nuestro ser interno, con amor y entrega. Aún cuando los demás intenten frenarnos en nuestros propósitos, no podemos derrochar nuestra energía en condenarlos o corregirlos. Es preciso dejar atrás las luchas y discusiones estériles; la mejor forma de convencer es a través de nuestros actos.

Más adelante llegará el momento de avanzar, de mostrarse, de presentarse ante el mundo, sin temer a las situaciones o relaciones difíciles. Si creemos en nosotros mismos, y somos firmes en nuestra actitud, nos aceptarán.

Os abrazo, María

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

2 opiniones en “Integridad, sin miedo al rechazo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *