Meditación y Reiki

¿Qué es meditar? Para mí es conectar conmigo misma y escucharme. ¿Mi secreto? Meditación y Reiki, un método estupendo para conseguir aquietar la mente y alcanzar la expansión de la conciencia.

meditación y reiki

Muchos métodos de meditación se hacen duros para la persona que se inicia en estas prácticas. Las posiciones resultan incómodas, el tiempo interminable; la mente no deja de parlotear y la voluntad se debilita. Queremos resultados rápidos y esto no es posible. Alcanzar el estado de meditación requiere flexibilidad, entrega y apertura, pues no podemos acceder a nuestro verdadero interior desde los condicionantes o las exigencias. Requiere, también, compromiso para poder asignar un pequeño momento todos los días a conectar con nosotros mismos y escucharnos.

En este orden de cosas, Reiki puede ser de gran ayuda. Su sencillez aparente lo hace muy apropiado para que cualquiera pueda aprenderlo, siendo a través de la práctica cotidiana cuando el método va revelando su verdadero potencial. Reiki va abriendo gradualmente las puertas de nuestra percepción interior a la vez que reduce el volumen de nuestro discurso mental para que podamos escuchar la información que nos está llegando desde distintos ámbitos: físico, emocional, mental, espiritual o conciencial.

El Primer Nivel de Reiki nos abre las puertas de la dimensión física. Nuestras manos son instrumentos de conocimiento; a través de ellas podemos sentirnos y escuchar  nuestro cuerpo y darnos cuenta de la información que emana de él, a través de nuestros gestos, de nuestras acciones, de nuestras armonías y desarmonías, incluyendo la enfermedad, la gran llamada de atención de nuestro cuerpo. A través de Reiki nos hacemos más conscientes de nuestra realidad física en el mundo, del momento en el que nos hallamos; somos más presentes.

A partir del Segundo Nivel de Reiki el sendero del autoconocimiento nos lleva a profundizar en las emociones que sentimos y en nuestro discurso mental. Accediendo a nuestro inconsciente, aplicamos el método Reiki a todas aquellas situaciones de nuestro pasado, presente o futuro que nos ligan emocionalmente y no nos dejan avanzar, con el fin de intentar comprenderlas y asimilar el aprendizaje necesario para poder trascenderlas. Al integrar nuestro pasado, vamos integrando también todas nuestras personalidades, la del bebé, la del niño, la del adolescente, la del joven, la del adulto, algunas de las cuales se quedaron atascadas en un momento del camino y desde la oscuridad reclaman nuestra atención. Al dejar de juzgarnos y recibirnos con indulgencia, podemos dar a cada una de esas personalidades lo que necesita, que no es otra cosa que nuestro amor y aceptación.

Así mismo, el método Reiki trabaja con las estructuras de pensamiento que se han convertido en auténticos límites mentales que nos constriñen y estancan. Salir del círculo vicioso de los pensamientos negativos o autodestructivos es posible desde la comprensión de que la realidad se gesta cada día desde nuestro interior. ¿Por qué siempre tropezamos en la misma piedra? Porque seguimos enfocando la vida de la misma manera. Para cambiar nuestra realidad tenemos que cambiar nuestra manera de pensar.

En el Tercer Nivel de Reiki damos un salto de gigante al trabajar con las causas que han ido tejiendo la urdimbre de nuestra vida. El verdadero equilibrio se alcanza accediendo a las causas finales que han generado nuestra desarmonía, que no es meramente física, emocional o mental. Entrando en el ámbito de la supraconsciencia accedemos a la información necesaria para liberar nuestros límites espirituales y concienciales más allá de las leyes físicas, más allá de la materia, del tiempo y del espacio y permitir la alineación de la persona con todas sus dimensiones existenciales. Mediante este trabajo se puede llegar a la noción de YO SOY, al conocimiento de la verdadera identidad de cada uno.

Meditar, es en suma, un acto de autoconocimiento y de liberación de patrones conscientes, inconscientes y supraconscientes que nos condicionan. Es un paso más hacia nuestro crecimiento como individuos. Más allá de nuestra noción limitada de “yo” hay muchas otras dimensiones por revelarse. Y con Reiki es posible.

Os abrazo, María

Imagen: Wikimedia Commons. Usuario Ladyingrey

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

11 opiniones en “Meditación y Reiki”

  1. Hola María,

    Una vez mas, muchas gracias por hacernos parar un ratito a leerte y a replantearnos tantas cosas.
    Gracias, gracias, gracias
    Un abrazo,
    Ana

  2. Hola, María:

    Gracias por tus relajantes comunicados, que nos llenan de paz, especialmente en este año tan duro que afortunadamente se termina. Ojalá la humanidad recobre la estimación por cuanto nos rodea, especialmente cada cual por su prójimo, aquél que le es más cercano, y nos podamos sentir inmersos en esa meditación que nos traiga la tranquilidad y el dulzor a nuestra vida.

    Te quiere, Feli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *