Yo creo

yo creo

Qué curioso. Los verbos crear y creer coinciden en la forma correspondiente a la primera persona del presente de indicativo. “Yo creo” puede ser una expresión relativa a los actos creativos de uno mismo o bien a las creencias que conforman nuestra visión del mundo. Esta referencia viene a cuento porque, precisamente, son las creencias las que muchas veces condicionan la capacidad de crear, ese rasgo absolutamente definitorio de la especie humana. Hay quién dice: “Yo no soy creativo”, porque cree que la capacidad de crear reside sólo en el talento del artista, ya sea músico, escritor, arquitecto… Primera creencia errónea. Todos creamos. Cada uno desde nuestra posición, sea cuál sea nuestra profesión y nuestra forma de vida, estamos contribuyendo a crear la realidad, la nuestra y la de todo el planeta.

En el Campo Energético Humano la capacidad creativa reside en el Segundo Chakra, también conocido como Chakra Púbico en su parte anterior y Chakra Sacro en su parte posterior. Se encuentra situado unos cinco centímetros por debajo del ombligo. En él residen tanto la fuerza creativa como la energía sexual. Nuestra capacidad para crear una nueva vida reside en este área al que corresponden los órganos reproductores en el hombre y en la mujer. A través del funcionamiento armónico de este chakra, nos sentimos inmersos en el flujo de la vida y parte de su proceso de creación. Asistimos con curiosidad y alegría al despertar de un nuevo día, porque sabemos que es una oportunidad más para crecer. Nuestros sentimientos y acciones son originales y creativos, llenan nuestra vida y se extienden a todo lo que tocan.

chakra 2 y 5Para que esta energía pueda expresarse es preciso que el Quinto Chakra o Chakra de la Garganta esté abierto y su funcionamiento sea armónico. Como ya vimos en el artículo Un paso adelante, este es el centro desde el que nos expresamos en la realidad. Si sentimos ésta como un lugar hostil no nos atreveremos a dar los pasos necesarios para plasmar nuestra creatividad en el mundo material. Probablemente, nos inhibiremos o intentaremos crear desde la carencia, la baja autoestima o cualquier otra emoción negativa, sin conseguir resultados, salvo reforzar nuestro sentimiento de victimismo. Por el contrario, la confianza en que forjamos la realidad día a día y que nuestra aportación es valiosa e imprescindible, serán el abono necesario para que podamos plantar las primeras semillas. Algunas brotarán, otras no, pero siempre se abrirán nuevas oportunidades. ¿Acaso sabe el artista a dónde le llevará su inspiración? No, pero no tiene la menor duda en dejarse llevar por la corriente creadora. Los resultados a veces no son los esperados pero puede que sean aún mejores.

Busquemos esa inspiración en cada uno de nosotros. Bajemos el volumen de nuestros pensamientos limitadores y abrámonos al flujo de la vida. Desmontemos aquellas creencias que nos dicen que nosotros no servimos o que no somos quiénes para crear. La imaginación al poder. ¿Qué realidad queremos crear? Empecemos por nosotros mismos, por nuestra propia existencia, por nuestra forma de pensar, sentir, reaccionar y actuar. No dejemos que sean las carencias las que nos definan sino nuestros propósitos en la vida.

El ser humano tiene la capacidad y la obligación de crear una realidad más armónica para él y para todo el planeta. En la misión de vida de cada uno subyace esta premisa fundamental. En ese sentido, somos una conciencia que co-crea junto a toda la conciencia universal. Cada día, aportamos nuestra pequeña gota de agua en este vasto océano que es la vida. De nosotros depende, sí, de todos nosotros, cómo queramos que sea.

Y tú ¿qué opinas? Te agradecería que dejaras tu opinión o comentario, más abajo, en el texto en naranja donde dice “Deja una respuesta”. Un abrazo.

© María Ródenas

Fotografía Wikimedia Commons: La creación de Adán, por Miguel Ángel.

Compártelo en :Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someoneShare on TumblrShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Comunicadora, escritora, imparto cursos y talleres sobre el autoconocimiento, el bienestar y el crecimiento personal. Inspirada por el viaje del ser humano hacia una mayor vibración energética y un mayor grado de conciencia. Mi cometido, más allá de métodos o terapias, es facilitar espacios para que la conciencia despierte.

Latest posts by maría ródenas (see all)

9 opiniones en “Yo creo”

  1. Hola María

    Creo que tienes toda la razón en lo que dices en tu artículo. Nuestra mente crea la realidad que vivimos a partir de sus propios condicionamientos. Es muy importante conocer esos condicionamientos para saber qué realidad estamos creando. Para ello la meditación es una ayuda inestimable. La meditación, de la que hablabas en algún artículo anterior, te muestra tu mente tal y como es, te enseña a conocerte.

    Aceptar tu realidad actual, dejar de rechazarla, te ayuda a crear con menos inhibición, con más libertad. Los condicionamientos se diluyen cuando los aceptas, cuando te aceptas tal y como eres, pero…qué difícil es aceptarse uno mismo tal y como es.

    Un abrazo para ti y para toda la realidad que “creas” de un modo tan amable y generoso

    1. En el camino del autoconocimiento hay, efectivamente, una primera parte en la que debemos desnudarnos y contemplarnos tal y como somos. Desde esa sinceridad, que a veces duele, y mucho, desmantelamos todas nuestras corazas y tratamos de comprender las causas que nos han llevado a ellas. En un acto de infinito amor debemos acoger a todas nuestras personalidades heridas y aceptarlas, con la convicción de que todo lo que hasta ahora hemos vivido forma parte de nuestro crecimiento como personas. Este proceso de depuración y de liberación trae consigo la capacidad de residir en la propia fuerza interior.
      La plena responsabilidad de nuestra existencia, no hay mayor creación que esta.
      Muchas gracias, Roxana, por tu comentario y tu gran apoyo.

  2. Gracias Maria por este post, a menudo desconfiamos del poder que tienen nuestras acciones, nuestras palabras…
    Pensamos que las cosas suceden por “suerte” o simplemente porque ocurren y cuando tomamos conciencia de que podemos crear y que el poder de la intención y la ilusion en lo que realizamos es vital, todo cambia.

    Saber que somos los responsables de lo que nos sucede, que podemos crear la realidad que deseamos sea cual sea la situación externa es mágico. Cuantos más seamos los que creamos y creemos… este planeta nuestro será un lugar mucho mas amable para vivir.

    Muchas gracias por esta reflexión y por el aprendizaje entre el segundo y el quinto chacra, ahora me explico muchas cosas.
    Feliz semana

  3. Reblogueó esto en propositosaludy comentado:
    Para mejora nuestra salud, es importante no solo cultivar el cuerpo fisico sino tambien el cuerpo energético. El Reiki es un sistema magnifico de sanación y restablecimiento de energia.
    Os regalo este post de una gran profesional del Reiki

  4. Me encantó el artículo! muchas gracias por tan hermosa reflexión…. ¿en este momento me pregunto como actúa este chakra en la energía sexual?. ¿ cómo es su funcionamiento en este plano?

    1. Hola Rosselyn, el segundo chakra se relaciona también con la capacidad de dar a luz otra vida, de gestar y parir, en la mujer. También es el lugar desde donde surge la energía sexual, creándose lazos muy fuertes entre las personas. Para un funcionamiento armónico de la sexualidad, este chakra y el centro corazón deben de estar abiertos. El fin último de la sexualidad es trascender la sensación de separación, fusionarte con otra persona para trascender el “yo” y alcanzar el “nosotros”. Te cuento más en este artículo: http://energiaparaelequilibrio.com/2014/05/14/amor-sexo-y-union-con-el-universo/ Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *